jueves, 16 de octubre de 2008

EL TAMAÑO NO ES LO MÁS IMPORTANTE, LA PRODUCTIVIDAD SÍ

LAS PEQUEÑAS Y MEDIANAS EMPRESAS NO SON, PARA NADA, EL PATITO FEO DE LAS ECONOMÍAS DE LIBRE MERCADO.

Un joven consultaba mentalmente acerca del tamaño de los jugadores de fútbol europeos y pronto llegó a una conclusión: el tamaño no es lo más importante. Allí tienen a Pelé y a Maradona; ninguno supera el 1.75 de estatura, y sin embargo, son considerados los mejores jugadores de la historia del fútbol.
Lo mismo sucede en el campo de la economía. Las pequeñas y medianas empresas (PYMES), probablemente sean la tabla de salvación de numerosas familias, cuyos miembros ahora mismo, están desempleados.
En países no industrializados, como Panamá, las PYMES han tenido un gran auge. Parte del grueso de la comunidad económicamente activa, pertenece a este renglón. Y claro, no es la mejor situación, cuando se piensa en ingresos, pero constituye un aliciente para el que sueña con tener algo propio y no depender de una decisión del jefe.
En México, se estima que el 98 por ciento de la economía está sustentada en las PYMES y; el 68 por ciento de los empleados en Argentina, proceden de este sector; mientras que en Estados Unidos, de acuerdo a la Small Businesss Administration (SBA), el 90 por ciento de las empresas tienen menos de 20 empleados.
En Panamá, sólo hay que pensar en las profesiones liberales. Psicólogos, abogados, médicos e ingenieros- por mencionar algunos casos- tienen oficinas, hasta en sus propias casas, y desde allí generan ganancias, sin depender de las tradicionales reducciones de personal de las empresas grandes, como las transnacionales.
Por otra parte, es un hecho que muchas PYMES son el resultado del esfuerzo familiar. Se generan, por lo general, en tiempos de crisis; lo que significa que existe la capacidad, creatividad y esmero, que en el sector gubernamental, por ejemplo, pareciera desaparecer con demasiada frecuencia.
Lo llamativo de todo esto es la similitud que las PYMES tienen con los genios del fútbol. Los unen, al parecer, dos cosas. Se forman desde muy abajo y, se podría decir que casi silvestremente; hasta que aparecen a los ojos del mundo como un gran negocio.
Y lo mejor de todo es que, aunque en el periodismo no se deben usar los adjetivos, en esta oportunidad vale la pena romper las reglas, porque cuando se dice “un gran negocio”, en el fútbol y en el contexto de las PYMES, con frecuencia resulta cierto.
Valdría la pena preguntarse cuánto es la ganancia en algunos kioscos de la ciudad capital y por qué, después de tantos años todavía están allí, o se han expandido, a pesar de la crisis energética y la consecuente alza del costo de la vida.
Aunque sea a priori, se podrían destacar varias razones: el mercadeo (aunque de manera rudimentaria), la eficaz estrategia, una apropiada visión empresarial y la disciplina y perseverancia. Así, es cierto que el tamaño no es lo más preponderante; lo que más importa son otras cualidades, que al igual que Pelé y Maradona, seguramente tienen las personas que forman las PYMES.

CITAS



"Pórtense como hijos de la luz, con bondad, con justicia y según la verdad".

Ef. 5, 8b-9.


"Por los caminos del mundo el divino viajero continúa haciéndose nuestro compañero".

Juan Pablo II.


¡Ay de mí si no evangelizo!

1 Cor. 9, 16.


''Ama

Sin reclamar nada, porque el amor es desinteresado.

Sin calcular desventajas, porque el amor es sacrificarse.

Sin poner condiciones, porque el amor es darse.

Sin fecha y sin espacio, porque el amor lo llena todo''.

Autor desconocido.


"El hombre ama lo que tiene, pero desconoce lo que no ama".

Ernesto B. Mc Nally C.


''Ámense los unos a los otros como yo los he amado''.

Cristo.


"Si el dinero hace mucho, la oración lo obtiene todo".

Don Bosco.


"El que confía en la Virgen nunca se verá defraudado".

Don Bosco.


"La superación no es cosa de la casualidad, representa la suma de todas nuestras acciones y del amor de Dios".

Ernesto B. Mc Nally C.

LIBROS RECOMENDADOS

  • DOCUMENTO CONCLUSIVO: APARECIDA. AUTOR (A): CONFERENCIA GENERAL DEL EPISCOPADO LATINOAMERICANO Y DEL CARIBE.
  • LA DOCTRINA SOCIAL DE LA IGLESIA, UN COMPROMISO PARA EL LAICO. AUTOR (A): EGLÉE ISAVA.
  • LA VIOLENCIA. AUTOR (A): BARTOLOMÉ SORGE

This Day in History

EL SILENCIO CÓMPLICE

El silencio cómplice.
Por: Ernesto Mc Nally.

EL SILENCIO CÓMPLICE

Pareciera que las malas acciones son peores que las omisiones, pero no es así.

Una señora y su familia, algo perturbada, insultaba a los vecinos y todos los días los molestaba de alguna forma. Algunas personas de la comunidad preferían no decir ni hacer nada, hasta que el asunto un día pasó a más.
En la vida, los seres humanos realizan malas acciones, pero las omisiones, pueden ser tan graves como los actos, y en muchas ocasiones hasta peores.
De pronto, la actitud de algunos, en el caso de la señora que insultaba a sus vecinos, fue la del cómplice, la de la persona que ve las injusticias, pero no dice nada; y que prefiere guardar silencio, por no adoptar un compromiso con su fe, o no comprometerse con aquellos que sufren por las malas acciones de los demás. No es ésta una actitud cristiana.
Sucede muchas veces, como en los casos de violencia doméstica, cuando se dice: “En asuntos de marido y mujer yo no me meto”. Se da igualmente en diversas circunstancias, cuando se señala: “Ese no es mi problema”, “A mi no me importa”, “Que resuelva él” y se pasa indiferente frente a los problemas de la comunidad.
Se ve también en el campo de la política, cuando no se asume una postura responsable y se cae en una conducta que refleja aquello del “mínimo esfuerzo”. Se observa cuando la gente prefiere no hacer nada por un cambio, porque a fin de cuentas, “todos los políticos son iguales”.
Se llaman “pecados de omisión”, tan graves como los pecados que implican una acción de las personas, aunque no se noten; y son, en muchas formas, omisiones que se traducen en “el silencio cómplice”, que permite realizar sus fechorías a quienes practican el mal.


Páginas vistas en total

Wikipedia

Resultados de la búsqueda