sábado, 27 de junio de 2009

SAN PABLO, DESDE LA ÓPTICA DE UN PAULINO




El padre Gustavo Nova Nova es miembro de la Sociedad de San Pablo, y en este Año Paulino habló con La République, acerca de la vida y obra del Apóstol de los Gentiles.

Al padre Gustavo Nova Nova, se le conoce en Panamá, por su trabajo como formador de seminaristas y con la Librería San Pablo, de la que fue director hace algún tiempo; aunque en este Año Paulino, por haber dictado diversos diplomados sobre San Pablo.
Estudió en el Seminario Menor Paulino, en su natal Colombia, pero la teología la hizo en la Universidad Javeriana y la licenciatura en la Universidad Santo Tomás de Bogotá, en la que también estudió una maestría en Filosofía.
Durante sus años de sacerdote, ha dedicado más de 20 años a la pastoral vocacional, y por su puesto, algo de ese tiempo, a estudiar a San Pablo. Ha sido, además, predicador de varias diócesis en Colombia, y profesor en la Universidad Fray Luis Amigó, en Bogotá.
El padre Nova es un hombre sencillo, y cuyo compromiso sacerdotal, no escapa a la vista. Aquí en Panamá, ha sido profesor en el Seminario Mayor San José y en Instituto Teológico Pastoral (ITEPA); sin contar que colabora con RCN de Colombia, con quienes tiene un espacio en el que reflexiona sobre valores.
En esta oportunidad, La République le abordó para que nos hablara sobre San Pablo, el patrono de su congregación, y el padre Nova gentilmente accedió. He aquí lo que señaló:
Periodista: ¿Nos puede detallar algo sobre el perfil de Pablo?
Padre Gustavo Nova: (En la Librería San Pablo, sentado en una oficina, presto a la cooperación). Pablo era un hombre muy afectuoso. Era un hombre muy humano. Acompañaba, impulsaba, motivaba y dirigía los discursos, casi como creando convencimiento con sus compañeros de trabajo, con las personas que le colaboraban, con un gran afecto…
Periodista: Tengo una pregunta… ¿Por qué un Año Paulino?
Padre Gustavo Nova: A mí me parece que más bien es un desafío para aprender las virtudes de Pablo y hacer de cada cristiano un verdadero líder cristiano, como lo hiciera Pablo. Pablo un audaz; Pablo un tenaz; Pablo un predicador; Pablo un dedicado; Pablo un hombre dispuesto a jugarse el todo por el todo. Hechos que los podemos comprobar en Hechos de los apóstoles, escrito por San Lucas y, en la Carta a los gálatas; pero todos estos hechos, como que recobran su autobiografía.
Periodista: ¿Sobre los dos nombres de Pablo, qué se pude decir?
Padre Gustavo Nova: Éste es como un historial muy particular. Tenemos que decir que Pablo es un hebreo, él lo dice. Es un judío circuncidado el octavo día, de la tribu de Benjamín, conocedor de la Toràh, conocedor de la Ley; fiel seguidor, a toda costa. ¿No? Y su nombre, como completo, sería Saulo Pablo. Saulo, se refiere al nombre de Saúl; el rey Saúl, y por tanto este nombre lo ubica dentro de la genealogía y la afectividad con el mundo hebreo; con el mundo judío y; Pablo, el nombre del mundo romano, del gran Imperio romano, del gran Imperio del cual era parte y que conformó, como la identidad que va a tener después de su conversión, o en el mundo de la entrega; es un nombre griego, es el nombre griego, por tal.
Periodista: ¿Qué se pude decir de la profesión y el estado civil de Pablo?
Padre Gustavo Nova: Son preguntas como capciosas. Dilucidar sobre Pablo soltero, Pablo casado; podríamos tener versiones de unos y de otros y; según la Carta a los corintios, como que él lo deja también así. De todas maneras, según las Escrituras, no aparece que haya sido casado; y si fue casado, la entrega al apostolado, la entrega a la misión, después de su conversión, ha sido únicamente viviendo para vivir el Evangelio; únicamente viviendo para la misión, únicamente viviendo para el Señor Jesús. Eso es claro. Eso es claro y eso denota, como una entrega y una donación que ubica al Apóstol, de verdad entregado las 24 horas; de verdad entregado con todo.
Alguna alusión a que haya sido casado, podría ser según los judíos. ¿No? Porque una persona judía es judía en cuanto procrea; en cuanto tiene un hijo varón; en cuanto tiene trascendencia; en cuanto es continuidad de…Pero para San Pablo, lo que le interesa es su identificación con Cristo.
Periodista: ¿Pablo tenía familia?
Padre Gustavo Nova: Pablo sí tenía familia. Hay algunos rasgos, algunos rasgos que haya tenido una familia, unos familiares; de pronto en Jerusalén. Pablo estuvo en Jerusalén, fue a estudiar en la escuela de Gamaliel, de hecho; y también en Roma, se nota, según la Carta a los romanos; se habla de algún familiar también; pero su relación con la familia, según las Escrituras, no, no es mayor. Se nota, más bien, como un anonimato de parte de él a su familia; o que él margine de todas maneras el tema de la familia. Ahora, su nueva familia es la conformación de las distintas comunidades, tales como la de Filipo; como la de Corinto; como la de Efeso; como la de Galacia; como la de Tesalónica; para, de manera muy especial - de pronto -, la cercanía con todas las iglesias nacientes.
Periodista: Sobre algún familiar de Pablo, que lo visitó cuando estaba preso, creo que era un sobrino, no sé si se llamaba Rufo, o Rufo era el hermano uterino, no sé…¿Qué se puede decir?
Padre Gustavo Nova: Yo no hablaría de nombres, se habla de un sobrino y ya. Yo quiero reiterar que Pablo marginó, un poco su mundo familiar de sangre, y consideró, más bien, su nuevo mundo, a los colaboradores…¿Verdad? Sí, como Sóstenes, por ejemplo; como Onésimo, como el mismo Bernabé; como tantas personas que le colaboraron. Tito, Filemón, Timoteo; todos éstos son sus familiares…
Periodista: ¿Qué se puede decir sobre Tito y Timoteo?
Padre Gustavo Nova: Fueron discípulos muy fieles a Pablo, sobre todo Timoteo. Timoteo es un hombre de su confianza, de su afecto, pero también de delegación apostólica. Recordemos que delega a Timoteo para que resuelva problemas; envía a Timoteo algunas veces con sus cartas, o personalmente para que vaya a acabar de estructurar las comunidades; por ejemplo, la de Corinto y; Tito también, lo mismo Filemón. Son colaboradores muy fieles y muy de su afecto; a los cuales, mereció, pues, tenérseles. Se nota, pues, que Timoteo era más cerca de él, pero era un hombre más tímido. En cambio Tito, un hombre más locuaz y más diplomático para hacer las cosas, y menos tímido.
Periodista: Sobre el Pablo cristiano… ¿Qué nos puede señalar?
Padre Gustavo Nova: Pablo se identificó con Cristo. Creo que se puede decir, que lo que identificó a Pablo es la propuesta de instaurar el Evangelio de Pablo. Yo sigo a Cristo que padeció, que fue muerto y que resucitó; y eso, eso es como la columna vertebral de todo su actuar, de todo el actuar de Pablo. Eso se convierte, como en punto de giro de toda su obra, de toda su obra apostólica; de su obra espiritual, de sus escritos, de su vida personal, de sus oraciones, de todo. Podemos encontrar los cánticos, por ejemplo, a los filipenses, a los efesios. ¿Verdad? Que son himnos cristológicos realmente grandes y con todo eso nos llevan a ubicarnos a un Pablo convencido de Cristo. Pero Cristo, también, como el Mesías. Recordemos el discurso en Antioquía de Pisidia (Hechos 13), donde él defiende, cómo Cristo es el Mesías esperado del Antiguo Testamento y cómo él formula, prácticamente, la metodología que él va utilizando; conociendo la Sagrada Escritura, conociendo el Antiguo Testamento, sabiendo de los cánticos de Isaías, sabiendo del Salmo 21; sabiendo de todo eso, dice: Todo eso es el Mesías esperado, el que ustedes crucificaron, estimados judíos. Sí, eso le causaba apedreamientos. Circunstancias difíciles, pero así conformó sus comunidades.
Periodista: Sobre las cartas de Pablo, tengo entendido que hay unas que se consideran originales, y otras que no. ¿Qué nos podría detallar?
Padre Gustavo Nova: Ciertamente hay unos estudios muy serios sobre los distintos escritos de la Sagrada Escritura y, podríamos decir que los escritos que tiene la Biblia son inspirados todos. Partamos de eso primero. Segundo, tenemos que llegar a decir que unas cartas son auténticas de San Pablo. - ¿Verdad? – Que se alcanaza descubrir en qué año… - ¿Verdad? – En qué época se escribieron. La Primera carta a los tesalonicenses, por ejemplo; la Primera carta a los corintios, la Carta a Filemón, la Carta a los romanos, la Carta a los gálatas, la Segunda carta a los corintios, son escritos auténticos de él. Siete cartas. Ahora, dónde se descubre y por qué. Éstas fueron escritas antes de su muerte, entre los años 50 y el año 60 se escribieron todas estas cartas. Las otras cartas, sí…Las cartas pastorales, la Carta a los colosenses, la Segunda carta a los tesalonicenses, son cartas que aparecieron después del año 80, que podríamos decir que también tienen una raigambre paulina. Son de una escuela de San Pablo; a lo mejor, San Pablo hizo los primeros perfiles y toda esa cosa; pero después, como que se utilizó la imagen de San Pablo, como para decir: Es Pablo el que habla. Pero en verdad, se nota una cierta, como imagen de Pablo allí, en esos escritos…
Periodista: Tengo una pregunta… Sobre los viajes de Pablo… ¿Cuántos fueron, qué sucedió allí?
Padre Gustavo Nova: Bueno, para mí son tres, y el cuarto viaje del cautiverio. Son tres, que siempre tienen como su epicentro…Es Antioquia de Siria. El primer viaje va hasta Antioquia de Pisidia, Iconio y Listra; después lo va agrandando en el segundo viaje y; el tercer viaje, como que repasa y crece un poquito más…Son estos viajes misioneros que hizo en el año 49, en el año 52, en el año 55; por ahí…Y el último viaje, el viaje del cautiverio…Recordemos que está preso en Jerusalén, y allí hay un complot para acabar con Pablo y; lo trasladan a Cesarea marítima y enseguida coge este viaje, este viaje largo, este viaje impetuoso, este viaje difícil; que produjo todos estos resultados grandísimos de apostolado.
Periodista: Ya para terminar…¿Hay algo que usted piensa que podría agregar, algo que se haya quedado en el tintero?
Padre Gustavo Nova: Yo sí creo que la metodología que usó San Pablo. Yo pienso que la metodología que usó Pablo fue estratégicamente inteligente. Pablo es el gran apóstol; el estratega de la conformación de comunidades…

CITAS



"Pórtense como hijos de la luz, con bondad, con justicia y según la verdad".

Ef. 5, 8b-9.


"Por los caminos del mundo el divino viajero continúa haciéndose nuestro compañero".

Juan Pablo II.


¡Ay de mí si no evangelizo!

1 Cor. 9, 16.


''Ama

Sin reclamar nada, porque el amor es desinteresado.

Sin calcular desventajas, porque el amor es sacrificarse.

Sin poner condiciones, porque el amor es darse.

Sin fecha y sin espacio, porque el amor lo llena todo''.

Autor desconocido.


"El hombre ama lo que tiene, pero desconoce lo que no ama".

Ernesto B. Mc Nally C.


''Ámense los unos a los otros como yo los he amado''.

Cristo.


"Si el dinero hace mucho, la oración lo obtiene todo".

Don Bosco.


"El que confía en la Virgen nunca se verá defraudado".

Don Bosco.


"La superación no es cosa de la casualidad, representa la suma de todas nuestras acciones y del amor de Dios".

Ernesto B. Mc Nally C.

LIBROS RECOMENDADOS

  • DOCUMENTO CONCLUSIVO: APARECIDA. AUTOR (A): CONFERENCIA GENERAL DEL EPISCOPADO LATINOAMERICANO Y DEL CARIBE.
  • LA DOCTRINA SOCIAL DE LA IGLESIA, UN COMPROMISO PARA EL LAICO. AUTOR (A): EGLÉE ISAVA.
  • LA VIOLENCIA. AUTOR (A): BARTOLOMÉ SORGE

This Day in History

EL SILENCIO CÓMPLICE

El silencio cómplice.
Por: Ernesto Mc Nally.

EL SILENCIO CÓMPLICE

Pareciera que las malas acciones son peores que las omisiones, pero no es así.

Una señora y su familia, algo perturbada, insultaba a los vecinos y todos los días los molestaba de alguna forma. Algunas personas de la comunidad preferían no decir ni hacer nada, hasta que el asunto un día pasó a más.
En la vida, los seres humanos realizan malas acciones, pero las omisiones, pueden ser tan graves como los actos, y en muchas ocasiones hasta peores.
De pronto, la actitud de algunos, en el caso de la señora que insultaba a sus vecinos, fue la del cómplice, la de la persona que ve las injusticias, pero no dice nada; y que prefiere guardar silencio, por no adoptar un compromiso con su fe, o no comprometerse con aquellos que sufren por las malas acciones de los demás. No es ésta una actitud cristiana.
Sucede muchas veces, como en los casos de violencia doméstica, cuando se dice: “En asuntos de marido y mujer yo no me meto”. Se da igualmente en diversas circunstancias, cuando se señala: “Ese no es mi problema”, “A mi no me importa”, “Que resuelva él” y se pasa indiferente frente a los problemas de la comunidad.
Se ve también en el campo de la política, cuando no se asume una postura responsable y se cae en una conducta que refleja aquello del “mínimo esfuerzo”. Se observa cuando la gente prefiere no hacer nada por un cambio, porque a fin de cuentas, “todos los políticos son iguales”.
Se llaman “pecados de omisión”, tan graves como los pecados que implican una acción de las personas, aunque no se noten; y son, en muchas formas, omisiones que se traducen en “el silencio cómplice”, que permite realizar sus fechorías a quienes practican el mal.


Páginas vistas en total

Wikipedia

Resultados de la búsqueda