viernes, 15 de mayo de 2009

UN CAMPEONATO A PUERTAS CERRADAS


La novena de Los Santos se llevó el Campeonato Nacional de Béisbol Mayor, en el Remón Cantera de Aguadulce, pero, a puertas cerradas.

La gripe porcina, al igual que en México u otros países, ha provocado la instauración de medidas de sanidad, incluyendo al deporte.
Anoche, Los Santos y Panamá Metro se jugaron el Campeonato Nacional de Béisbol Mayor, pero a puertas cerradas; aunque, con un saldo favorable para los de la Península de Azuero.
Ramiro Mendoza estuvo en la lomita de los sustos por el combinado santeño, y a la postre lanzó toda la distancia, y fue escogido como el jugador más valioso de la serie final; además de acreditarse el triunfo, 7 carreras por 3. El capitalino, Johnny Córdoba cargó con la derrota, tras lanzar tres episodios y un tercio.
Los santeños anotaron sus dos primeras rayitas en el segundo episodio, y en el cuarto añadieron dos más. Ya en el sexto capítulo, los azuerenses ganaban 7 a 1, pero en el octavo los metropolitanos anotaron dos carreras, con un cuadrangular del tercera base, Avelino Asprilla; que en su turno anterior, se había ponchado con dos hombres en base, uno en primera y el otro en segunda.
El último out lo sacó el ex Grandes Ligas, Ramiro Mendoza, por medio de un englobado a los jardines; que por momentos amenazó con caer de imparable, pero con poca relevancia, dada la diferencia en el marcador.
La serie entre ambos equipos se había prolongado con las dos últimas victorias metropolitanas; y quizás la posposición del séptimo encuentro, a causa de las lluvias en Santiago de Veraguas, ayer, le dio algo más de aire a los hoy, campeones del béisbol nacional mayor.
Los metropolitanos venían de una serie de siete partidos contra la novena de Bocas del Toro, y se decía que estaban más cansados que los santeños, que despacharon a Chiriquí en cinco partidos y quedaron a la espera de sus oponentes, por espacio de aproximadamente ocho días.
Finalmente, los santeños han obtenido otro gallardete, el segundo de manera consecutiva; esta vez, ante un Panamá Metro, que marcó la diferencia durante casi todo el campeonato, y en el cual, su director, Cristóbal Girón, ha resultado el manager del año.

CITAS



"Pórtense como hijos de la luz, con bondad, con justicia y según la verdad".

Ef. 5, 8b-9.


"Por los caminos del mundo el divino viajero continúa haciéndose nuestro compañero".

Juan Pablo II.


¡Ay de mí si no evangelizo!

1 Cor. 9, 16.


''Ama

Sin reclamar nada, porque el amor es desinteresado.

Sin calcular desventajas, porque el amor es sacrificarse.

Sin poner condiciones, porque el amor es darse.

Sin fecha y sin espacio, porque el amor lo llena todo''.

Autor desconocido.


"El hombre ama lo que tiene, pero desconoce lo que no ama".

Ernesto B. Mc Nally C.


''Ámense los unos a los otros como yo los he amado''.

Cristo.


"Si el dinero hace mucho, la oración lo obtiene todo".

Don Bosco.


"El que confía en la Virgen nunca se verá defraudado".

Don Bosco.


"La superación no es cosa de la casualidad, representa la suma de todas nuestras acciones y del amor de Dios".

Ernesto B. Mc Nally C.

LIBROS RECOMENDADOS

  • DOCUMENTO CONCLUSIVO: APARECIDA. AUTOR (A): CONFERENCIA GENERAL DEL EPISCOPADO LATINOAMERICANO Y DEL CARIBE.
  • LA DOCTRINA SOCIAL DE LA IGLESIA, UN COMPROMISO PARA EL LAICO. AUTOR (A): EGLÉE ISAVA.
  • LA VIOLENCIA. AUTOR (A): BARTOLOMÉ SORGE

This Day in History

EL SILENCIO CÓMPLICE

El silencio cómplice.
Por: Ernesto Mc Nally.

EL SILENCIO CÓMPLICE

Pareciera que las malas acciones son peores que las omisiones, pero no es así.

Una señora y su familia, algo perturbada, insultaba a los vecinos y todos los días los molestaba de alguna forma. Algunas personas de la comunidad preferían no decir ni hacer nada, hasta que el asunto un día pasó a más.
En la vida, los seres humanos realizan malas acciones, pero las omisiones, pueden ser tan graves como los actos, y en muchas ocasiones hasta peores.
De pronto, la actitud de algunos, en el caso de la señora que insultaba a sus vecinos, fue la del cómplice, la de la persona que ve las injusticias, pero no dice nada; y que prefiere guardar silencio, por no adoptar un compromiso con su fe, o no comprometerse con aquellos que sufren por las malas acciones de los demás. No es ésta una actitud cristiana.
Sucede muchas veces, como en los casos de violencia doméstica, cuando se dice: “En asuntos de marido y mujer yo no me meto”. Se da igualmente en diversas circunstancias, cuando se señala: “Ese no es mi problema”, “A mi no me importa”, “Que resuelva él” y se pasa indiferente frente a los problemas de la comunidad.
Se ve también en el campo de la política, cuando no se asume una postura responsable y se cae en una conducta que refleja aquello del “mínimo esfuerzo”. Se observa cuando la gente prefiere no hacer nada por un cambio, porque a fin de cuentas, “todos los políticos son iguales”.
Se llaman “pecados de omisión”, tan graves como los pecados que implican una acción de las personas, aunque no se noten; y son, en muchas formas, omisiones que se traducen en “el silencio cómplice”, que permite realizar sus fechorías a quienes practican el mal.


Páginas vistas en total

Wikipedia

Resultados de la búsqueda