lunes, 28 de julio de 2014

REYNALDO GRENALD: "A LA JUVENTUD HAY QUE DARLE OPORTUNIDADES"

REYNALDO REGGIE GRENALD, DURANTE  UNA DE LAS PRÁCTICAS DE LA SELECCIÓN NACIONAL DE BALONCESTO, EN LA ARENA ROBERTO DURÁN.


FOTOS: ERNESTO Mc NALLY.





El  excanastero panameño estuvo en Panamá, asistió a las prácticas de la selección nacional de baloncesto que se prepara para el Centrobasket que se jugará en México y compartió con La République: un petit jornal, algunas palabras sobre sus experiencias y la realidad del baloncesto en su país.


Hablar del baloncesto de Panamá, y no mencionar a Reynaldo Reggie Grenald, sería injusto.
Reggie es hijo del otrora beisbolista Reynaldo Grenald,  campeón de bateo en la Copa Mundial  de la Federación Internacional de Béisbol (IBAF), en 1951, celebrada en México; y se desenvolvió como jugador de baloncesto, durante aproximadamente tres décadas. Representó a Panamá en el Mundial de Colombia (1982) y de España (1986); torneos Preolímpicos,  Panamericanos, Centroamericanos y del Caribe, Centroamericanos, Premundiales, Centrobaskets, y Copas Latinas. Jugó baloncesto en Argentina, Ecuador,  El Salvador y Costa Rica.
Grenald jugaba, mientras estuvo activo,  como point guard (armador), y estudió Administración de Empresas con Educación Física, en  la Universidad de Brair Cliff, en Iowa, Estados Unidos; junto a otros integrantes de la selección de baloncesto de Panamá, de generación del 80 y 90, como Ernesto Malcom, Rolando Frazer, Mario Butler, Mario Gálvez y Fernando Pinillo.

Posteriormente, Reggie - como se le conoce en su natal Panamá -,  al igual que su hermano, el también exbaloncestista, Enrique Grenald (actualmente asistente del coach David Rosario, con la selección mayor de baloncesto de Panamá), se ha dedicado a la labor de entrenador; incluso a nivel de selecciones nacionales (Preolímpico en Neuquén, en Argentina; en Cuba,   con seleccionados juveniles, en Centroamericanos y con la selección sub 21, que asistió al  Centrobasket de esa categoría).

Durante una de las prácticas de la selección nacional de baloncesto de Panamá, que se prepara para el Centrobasket de Nayarit, México; que otorga cuatro boletos para el Preolímpico de 2015, y tres para los Panamericanos de Toronto, La République tuvo la oportunidad de conversar con Reynaldo Grenald, acerca del deporte de sus preferencias, y esto fue lo que señaló:

Periodista: ¿Cómo se encuentra?

Grenald: (Sentado en una silla plegable, mientras observa las prácticas de la selección nacional de Panamá, que se prepara el Centrobasket de México 2014). Muy bien en estos momentos y feliz de estar aquí, acompañando a la selección que va a jugar en el Centrobasket,  en México.

Periodista: ¿Reggie en cuántos mundiales participó usted?

Grenald: En el 82, en el Mundial de Colombia y en el 86, en el Mundial de España.

Periodista: ¿Usted jugó afuera, no?

Grenald: Sí, yo jugué afuera, jugué en Ecuador, jugué en Argentina; a nivel de Centroamérica, jugué en El Salvador y jugué en Costa Rica.

Periodista: ¿Qué nos pude señalar sobre esas experiencias?

Grenald: Bueno,  son experiencias gratas y yo creo que lo que nos ayudó a jugar en esos países, fue cuando representé a Panamá y me hice conocer…El nivel que uno tiene uno lo hace por medio de las selecciones y también cuando uno es ganador.

Periodista: ¿Su papá jugaba béisbol?

Grenald: Sí, fue un gran beisbolista.

Periodista: ¿Qué le hizo incursionar en el baloncesto?

Granald: Bueno, el baloncesto es un deporte que uno lo puede jugar solo. Igual que el béisbol. Tú sabes cómo uno jugaba antes, tirando el balón a  la pared, y atrapando la bola, lo mismo como el básquetbol, tú  puedes tirar una canasta y uno se pone a lanzar solo, uno puede trabajar más fácil en esos deportes…

Periodista: ¿A qué se dedica Reggie Grenald en la actualidad?

Grenald: Bueno, soy entrenador en la Universidad Unitec, en Honduras y también trabajo en un high school en Honduras y trabajé en la liga superior en Honduras.

Periodista: ¿Y cuánto tiempo tiene allá?
Grenald: Ya voy para siete u ocho años.

Periodista: ¿Y cómo ha hecho con su vida acá, su familia vive allá o usted viene a visitar a su familia acá?

Grenald: Bueno, ambos lados…Vengo de vacaciones a visitar a la familia, pero la mayor parte de mi tiempo lo paso allá,  cuando uno tiene un trabajo estable, las vacaciones son normales, como en cualquier lugar,  un mes, un mes y medio…

ENRIQUE (I)  Y REYNALDO GRENALD (D)
Periodista: ¿Usted estudió con el grupo de Butler, Frazer en Briar Cliff?
Grenald: Sí, sí, estaba Rolando Frazer, Butler, Mario Gálvez, Tito Malcom; Fernando Pinillo también estudió allí, muchos jugadores panameños lograron su carrera profesional en esa universidad.
Periodista: ¿Cómo fue esa experiencia?
Grenald: No… Fue muy grata. Imagínate que jugábamos de noviembre a marzo; y después de eso veníamos, en las vacaciones  de mayo, a representar a Panamá; a jugar en Centrobasquets, Panamericanos, Premundiales…Era una experiencia que no la cambio por nada.
Periodista: ¿Usted jugó con Omar James?
Grenald: Sí jugué, hasta con Omar James   en Argentina. También fui entrenador de Omar James.
Periodista: ¿Y cómo le fue allá en Argentina?
Grenald: Bueno, mucho frío…Estábamos jugando en la segunda división. Llegamos como de terceros, porque esa es una liga muy fuerte.
Periodista: En cuanto al deporte como herramienta para sacar a los jóvenes de los vicios. ¿Qué opina?
Grenald: Bueno, yo opino que lo que tenemos que tener es un centro de alto rendimiento para trabajar con todos esos muchachos. A la juventud hay que darle oportunidades, si carecemos de fundamento no es por culpa de los jugadores; es porque no hemos trabajado con ellos. Los técnicos somos los que tenemos que desarrollar a los jugadores, igualmente con el Gobierno y la Federación Nacional de básquetbol.
Periodista: Para todos es conocido que el baloncesto en Panamá ha tendido un bajón, pero dígame una cosa: ¿en Honduras cómo está?
Grenald: Bueno, el básquetbol de Honduras o Centroamérica no lo podemos comparar con Panamá. Panamá, ya cuando tiene su equipo de nivel A, en Centroamérica nadie le gana. Lo que si te puedo decir es que esos equipos han mejorado, han estado trabajando y ya Panamá no puede ir con cualquier equipo a un centroamericano, porque podemos perder.
Periodista: Usted jugó contra el dream team (equipo de ensueño de USA), creo que fue en Portland. ¿Qué le decía Michael Jordan?
Grenald: (Sonríe cuando cuenta la anécdota, que al parecer fue en 1992) Tú sabes que nosotros estábamos cantando la jugada en español y comenzó una conversación entre él y yo; y  él me decía que él sabía lo que yo estaba hablando, que él sabía hablar español, y él entendía; y yo seguía cantando la jugada; sabes, como en el decir de nosotros, nos poníamos a grubear (vacilar) y él grubeándome (vacilándome), y fastidiando, pues; que él sabía lo que yo estaba diciendo, pero yo, bueno; tú puedes saber lo que yo digo, pero no sabes lo que yo voy a hacer.
Periodista: Un mensaje para la fanaticada.
Grenald: Bueno, mi mensaje para la fanaticada,  y la gente que le encanta el básquetbol, es que tenemos que cooperar, apoyar…Esos patrocinadores, apoyar a la juventud…Hay que seguir trabajando, tener escuelas de baloncesto y yo creo que eso es lo que nos va a mantener siempre al tope en lo que es el nivel Centroamericano y  del Caribe.


CITAS



"Pórtense como hijos de la luz, con bondad, con justicia y según la verdad".

Ef. 5, 8b-9.


"Por los caminos del mundo el divino viajero continúa haciéndose nuestro compañero".

Juan Pablo II.


¡Ay de mí si no evangelizo!

1 Cor. 9, 16.


''Ama

Sin reclamar nada, porque el amor es desinteresado.

Sin calcular desventajas, porque el amor es sacrificarse.

Sin poner condiciones, porque el amor es darse.

Sin fecha y sin espacio, porque el amor lo llena todo''.

Autor desconocido.


"El hombre ama lo que tiene, pero desconoce lo que no ama".

Ernesto B. Mc Nally C.


''Ámense los unos a los otros como yo los he amado''.

Cristo.


"Si el dinero hace mucho, la oración lo obtiene todo".

Don Bosco.


"El que confía en la Virgen nunca se verá defraudado".

Don Bosco.


"La superación no es cosa de la casualidad, representa la suma de todas nuestras acciones y del amor de Dios".

Ernesto B. Mc Nally C.

LIBROS RECOMENDADOS

  • DOCUMENTO CONCLUSIVO: APARECIDA. AUTOR (A): CONFERENCIA GENERAL DEL EPISCOPADO LATINOAMERICANO Y DEL CARIBE.
  • LA DOCTRINA SOCIAL DE LA IGLESIA, UN COMPROMISO PARA EL LAICO. AUTOR (A): EGLÉE ISAVA.
  • LA VIOLENCIA. AUTOR (A): BARTOLOMÉ SORGE

This Day in History

EL SILENCIO CÓMPLICE

El silencio cómplice.
Por: Ernesto Mc Nally.

EL SILENCIO CÓMPLICE

Pareciera que las malas acciones son peores que las omisiones, pero no es así.

Una señora y su familia, algo perturbada, insultaba a los vecinos y todos los días los molestaba de alguna forma. Algunas personas de la comunidad preferían no decir ni hacer nada, hasta que el asunto un día pasó a más.
En la vida, los seres humanos realizan malas acciones, pero las omisiones, pueden ser tan graves como los actos, y en muchas ocasiones hasta peores.
De pronto, la actitud de algunos, en el caso de la señora que insultaba a sus vecinos, fue la del cómplice, la de la persona que ve las injusticias, pero no dice nada; y que prefiere guardar silencio, por no adoptar un compromiso con su fe, o no comprometerse con aquellos que sufren por las malas acciones de los demás. No es ésta una actitud cristiana.
Sucede muchas veces, como en los casos de violencia doméstica, cuando se dice: “En asuntos de marido y mujer yo no me meto”. Se da igualmente en diversas circunstancias, cuando se señala: “Ese no es mi problema”, “A mi no me importa”, “Que resuelva él” y se pasa indiferente frente a los problemas de la comunidad.
Se ve también en el campo de la política, cuando no se asume una postura responsable y se cae en una conducta que refleja aquello del “mínimo esfuerzo”. Se observa cuando la gente prefiere no hacer nada por un cambio, porque a fin de cuentas, “todos los políticos son iguales”.
Se llaman “pecados de omisión”, tan graves como los pecados que implican una acción de las personas, aunque no se noten; y son, en muchas formas, omisiones que se traducen en “el silencio cómplice”, que permite realizar sus fechorías a quienes practican el mal.


Páginas vistas en total

Wikipedia

Resultados de la búsqueda