martes, 20 de diciembre de 2011

MARIO BUTLER: EN PANAMÁ HACE FALTA LA OPERACIÓN TAMAÑO

EL EX CANASTERO, MARIO BUTLER, QUIEN POR MÁS DE 20 AÑOS VISTIÓ LA CAMISETA DE PANAMÁ EN DIVERSOS TORNEOS, HABLÓ SOBRE SU CARRERA Y EL BASKET EN SU PAÍS NATAL.
FOTO: ERNESTO Mc NALLY.















El ex selección nacional de Panamá, y líder de todos los tiempos en rebotes, en la principal liga de baloncesto de Puerto Rico, Mario Butler, dictó clínicas en Panamá y dialogó sobre su carrera deportiva y el baloncesto, en su país.

Con sus seis pies y ocho pulgadas de altura, Mario Butler se hace sentir donde quiera que esté. El Expreso Panameño, como le apodaron en la Isla del Encanto, transmite autoridad, firmeza y respeto; quizás por eso, es el dueño de la marca de rebotes en la principal liga de Boriquen.
Nacido en Panamá el 15 de enero de 1957, este panameño, jugó 30 años en el Baloncesto Superinor Nacional (BSN), de Puerto Rico; además de, en por lo menos, 40 países del orbe. Participó en ligas de Argentina, México, Italia, Estados Unidos (CBA), República Dominicana, Venezuela, y España (ACB), por mencionar algunas.
Asistió, con la selección nacional de baloncesto de Panamá, a dos mundiales (Colombia y España), en los que terminó como máximo reboteador. Ganó la medalla de oro en San Juan de Puerto Rico, en el Centrobasket clasificatorio para el Mundobasket de 1982; su experiencia más grata con las seis letras de Panamá en el pecho.
Fue, junto a Rolando Frazer, una ficha imprescindible para Panamá, en diversos torneos, incluidos los Panamericanos, Centroamericanos y del Caribe y las Copas Latinas; estas últimas, ganadas por los istmeños en reiteradas ocasiones.
Su escuela secundaria la hizo en Pedro Miguel y Paraíso, y fue descubierto por Cecilio Williams, que lo llevó a las canchas de baloncesto, debido a su estatura. Luego vino la experiencia en Briar Cliff College, una universidad pequeña, en Iowa, en donde estudió Psicología y Educación Física.
De acuerdo con la prensa internacional, Mario Butler fue picado por los Golden State Warriors, en la octava ronda del Draft de la Nacional Basketball Association (NBA), en 1979.
No obstante, JenaroTuto Marchad le introdujo en el baloncesto de Puerto Rico, país que le recibió a él y a Rolando Frazer, como refuerzos. Su primer equipo fue el de los Titanes de Morovis, con el que obtuvo uno de los cinco campeonatos, alcanzados por él, en la principal liga de Borinquen. Butler también militó con los Cangrejeros de Santurce y con los Gigantes de Carolina, en la Isla del Encanto.
En 1998 fue el jugador más valioso de la liga en Puerto Rico y, en reiteradas ocasiones seleccionado como “Mejor Jugador Defensa” (1984, 1985, 1987, 1988, 1991, 1993 y 1994). Sumado a esto, es el jugador de mayor edad en participar en el BSN borinqueño, con más de 50 años.
Para Mario Butler, el compromiso con Panamá es ineludible, porque según él mismo dice, le debe a su país la oportunidad de desarrollarse.
En esta ocasión, Butler fue invitado por Vicente Duncan y la Fundación Cosechando Triunfadores, para dictar algunas clínicas a la juventud panameña y, en medio de las faenas, el ex canastero, gentilmente accedió a una entrevista con La République y, esto fue lo que señaló.
Periodista: ¿Mario, cómo se encuentra?
Mario Butler: (Sentado en el las gradas del gimnasio Yuyín Luzcando, en Bethania).
Contento, feliz de estar en mi país, después de muchos años. Contento por compartir con la juventud…Es un deber de cada deportista que ha dado sus años por el país, de volver a sus raíces, y muy contento por ese hecho…
Periodista: ¿Podría decirnos cómo comenzó su carrera de baloncesto aquí en Panamá?
Mario Butler: En la escuela, un señor que se llama Cecilio Williams, que tuvo mucho que ver con mi trayectoria. Yo no era jugador, me gustaba pescar y hacer nada y, él vio mi estatura y me llevó para la cancha, y de allí, pues, ya tú sabes; el trabajo y el esfuerzo, hemos podido hacer muchas cosas en nuestra carrera.
Periodista: ¿Cuánto mide usted?
Mario Butler: Seis ocho, seis ocho…
Periodista: Dónde hizo su escuela secundaria aquí.
Mario Butler: En Pedro Miguel y Paraíso. Comencé en Gamboa, terminé en Pedro Miguel; después el high school fue en Paraíso.
Periodista: ¿Cómo fue lo de la selección nacional de Panamá, cómo hizo la selección?
Mario Butler: Bueno, había un programa que se llamaba “Operación Tamaño”, que no existe en estos momentos, que hace mucha falta, eh…Y entonces, pues, de allí nació Frazer, los Grenald, los Malcom, y es un programa que hace falta que se devuelva aquí en Panamá.
Periodista: ¿Cómo fue lo de Briar Cliff, la universidad, el college?
Mario Butler: Briar Cliff, fue una universidad donde el señor Cecilio Williams tenía contacto, y por medio de Cecilio Wiilliams todos los jugadores con talento nos fuimos directamente para esa universidad. Fue algo bueno y fue algo no muy bueno, porque no tuvimos la alternativa de ir a una universidad grande, sino, fuimos a una universidad pequeña, pero fuimos bien exitosos allá.
Periodista: ¿Dónde queda la universidad?
Mario Butler: Queda en Iowa, en medio oeste, al lado de Chicago.
Periodista: ¿Dígame una cosa, usted cuando fue allá, fue con Rolando Frazer?
Mario Butler: Fui con Rolando Frazer, fui con Ernesto Malcom…Mi hermano también estudió ahí, Federico. O sea que todos los panameños - Grenald también estudió ahí -, fueron para esa universidad.
Periodista: ¿Qué estudió allá en Briar Cliff?
Mario Butler: Tuve la oportunidad de estudiar Psicología y Educación Física.
Periodista: ¿Dos carreras?
Mario Butler: No sino un minor, uno es primordial y el otro es secundario.
Periodista: ¿Qué significa para usted Tuto Marchad?
Mario Butler: Es el motivo del porque yo estoy en Puerto Rico hoy en día. Porque el nos reclutó a Rolando y a mí para jugar en Puerto Rico y desde que llegamos ahí, pues, yo llevo 30 años allí. El es la causa de que Rolando y yo hemos tenido el éxito que hemos tenido en Puerto Rico.
Periodista: ¿Usted siempre ha jugado la posición de centro?
Mario Butler: Claro, con seis ocho he tenido que jugar con todos los centros del mundo. Pero yo contrarresto el tamaño con la fuerza que tenía. Siempre me encontraba con un Tkachenko, un David Robinson, un Shaquille, a veces…Que son tipos con los que trataba de utilizar la velocidad y la fuerza.
Periodista: ¿En cuántos países ha jugado?
Mario Butler: Actualmente como en cuarenta países he jugado prácticamente, diferentes pueblos, he jugado como en 15 ligas; el baloncesto fue bueno para mí, aproveché la adversidad y al mismo tiempo aproveche de conocer gente buena, y eso se lo debo a mi país, por darme la oportunidad de desarrollarme y tener los profesores que han estado conmigo en mi crecimiento.
Periodista: ¿Usted tiene el récord de mayor cantidad de rebotes en Puerto Rico?
Mario Butler: Si tengo el récord, estoy arriba por casi mil, casi 2 mil rebotes, el más cerca que me queda es Rolando, pero le llevo como mil, así que estamos gozando de ese gran logro.
Periodista: ¿Dígame una cosa, como jugador de baloncesto con la selección de Panamá, cuál fue su experiencia más grata?
Mario Butler: Mi experiencia más grata fue cuando le ganamos a la selección de Puerto Rico, en Puerto Rico, porque fue en su país, y fue contra uno de los mejores equipos del área… Así que fue un honor para nosotros y fue una celebración bien grande coger esa medalla de oro fuera del país. Lo malo de eso fue que no puede disfrutar de la celebración porque tuve que ir directamente para Argentina, yo sé que aquí se recibieron con una caravana bien grande, pero yo no pude estar.
Periodista: ¿Qué se siente cuando una página especializada en baloncesto dice de usted: “Ningún refuerzo en Puerto Rico ha tenido el impacto de Butler en esta liga en sus 75 años de historia”. Eso lo dice la página Baloncesto Superior Nacional, de Puerto Rico.
Mario Butler: Eso es nuevo para mí, no lo sabía. Uno a veces se dedica nada más a trabajar y los frutos llegan. Si tú te concentras en cada cosa que haces, pues, pierdes la visión de lo que tienes que hacer. Todavía no me he sentado y mirado para atrás, por las cosas que he hecho, porque yo nunca he puesto una sola meta; sino, el trabajo siempre ha sido dar el 100 por ciento todos los días. Y cuando uno trabaja siempre salen cosas positivas.
Periodista: ¿Usted tiene familia acá, me habló de un hermano, ellos viven todavía acá?
Mario Butler: Sí, tengo un hermano y mi mamá, que viven todavía aquí.
Periodista: A usted lo apodaron como el Expreso Panameño, pero tenía otro sobrenombre, el Rey de la Selva El Rey de la Selva… ¿Como surgió eso, de dónde salió?
Mario Butler: Porque en la cancha yo me transformaba y, jugagaba con tanta intensidad, que todo refuerzo que jugaba en contra mía, pues, la pasaba mal. Entonces, pues, me apodaron eso. Siempre que venía un refuerzo nuevo a la liga, decían: “Vamos a probarlo contra el Rey de la Selva”, así que vamos a ver. Si juega bien, vamos a quedarnos con él, sino, lo vamos a cambiar”. Así que yo creo eso fue el porqué me dieron ese nombre…
Periodista: ¿Qué significa Titanes de Morovis?
Mario Butler: Titanes para mí es el pueblo que me recibió a mí por veinti pico de años…Fue un pueblo al que yo dí veinte pico de años de mi carrera, donde yo saqué ese equipo de, ganando juegos una temporada, a ganar un campeonato, y ese campeonato yo creo que ha sido uno de los más grandes que se han celebrado en Puerto Rico; y eso fue un logro para mí, personal.
Periodista: ¿Qué nos puede decir sobre sus mejores años en Puerto Rico, mayor cantiodad de puntos y de rebotes, cúales fueron?
Mario Butler: Fue una temporada promedio de 25.6 por juego, y 18.9 rebotes por juego. Yo creo que yo estaba con otro nivel de mente, mi mente no pensaba en lo que yo estaba haciendo, yo solo lo hacía. Y cuando tú haces las cosas sin pensar en lo que estás haciendo, te olvidas de los frutos y piensas en las metas. Y así yo trabajaba, ves… Nunca me he puesto, como te dije…Desde que me retiré, no me he hechado para atrás a ver lo que yo he hecho, porque sencillamente no era mi prioridad…
Periodista: ¿Usted tiene, no sé, a lo mejor me equivoco, “Mario Butler Basketball Boot Camp”, usted lo desarrolla allá en Puerto Rico, cómo es eso?
Mario Butler: Es un boot camp donde los niñios se quedan un fin de semana en un hotel, se les da la comida, se le da todo el entrenamiento y tratamos de trabajar con su disciplina, fuera y dentro de la cancha. Hay que levantarse temprano, de limpiar su cuarto, de comer bien. Tenemos tres seciones en un solo día; o sea que ellos viven lo que hace todo jugador de NBA, colegial y profesional. Y no solo ver el baloncesto como coger la bola y a tirar; sino que conlleva mucha disciplina.
Periodista: ¿Mario Butler podría realizar esa tarea acá?
Mario Butler: Claro, estamos sembrando semillas y esperamos que pronto, pues, esas semillas den fruto. Queremos dar un llamado a todo ese comercio y empresas privadas. Sin el apoyo de ellos, pues, no se puede hacer nada de esto, ves…Porque estos muchachos, pues, en la semana que he estado aquí, hemos tocado a casi 400 y pico de nenes, casi 500 nenes y, esos nenes, pues, hay que escucharlos, porque es el futuro de Panamá y es el futuro de la selección nacional.
Periodista: Usted también tuvo una experiencia grata, pienso yo, usted jugó con su hijo en la liga de Puerto Rico, qué signbificó eso para uestes?
Mario Butler: Significó, pues, yo de las cosas que he hecho no me he puesto a pensar cómo lo hice. Yo fui el jugador con más edad en jugar, yo creo que en Centroamérica.
Periodista: ¿Qué edad?
Mario Butler: Hasta los 52 años, y jugué corriendo la cancha como en cualquier momento. ¿Por qué? Porque yo creo que no hay nadie que te puede decir a ti qué tú puedes hacer, y yo traté de callarle a los críticos. La persona tiene la vida en sus manos y no hay nadie que pueda dictar la vida de nadie. Si tú tienes vida y tienes salud tú puedes hacer cualquier cosa; y a veces nos ponemos barreras de edades, de fechas y, sí, no vamos a estar igual que hace 20 años, pero podemos estar competitivamente preparados, ves…
Periodista: ¿Con qué equipos jugaron, usted y su hijo, con qué equipos jugaron?
Mario Butler: ¿Dónde?
Periodista: Allá en Puerto Rico.
Mario Butler: Yo jugué con Titanes de Morovis, jugué con Santurce y jugué con Arecibo.
Periodista: Con la selección nacional de Panamá, usted fue a dos mundiales… ¿Qué nos puede señalar?
Mario Butler: Fueron fuertes, en dos de ellos yo creo que salí líder en rebotes, fue una experiencia bien bonita, llegar a un mundial era lo máximo en ese tiempo.
Periodista: Bueno, ahora con este campamento, con estas clínicas…¿Qué nos puede decir?
Mario Butler: Nosotros estamos analizando lo que hemos visto. Vamos a darle una lista de análisis a los directivos de lo que hemos visto y de lo que creemos que hay que hacer. Así que a la misma vez eso me llena las venas de alegría de compartir con estos jóvenes, de hace años yo estuve en la situación que es de ellos y, me llena de algría verlos a ellos, ves…Porque vuelvo y te digo, de ahí yo vine; de los barrios, de canchas como estas y una cosa bonita, la iniciativa que hemos tomado.
Periodista: ¿Allá en Puerto Rico cómo es su relación con Rolando, es muy cercana?
Mario Butler: Es muy cercana, sí. Lo que pasa es que Rolando vive más en la provincia y yo vivo más acá en el área metro.
Periodista: ¿Jugaron en contra?
Mario Butler: Por muchos años.
Periodista: ¿Qué tal?
Mario Butler: Era duro, él me conoce mi juego y yo el juego de él, pero ibamos a “muerte”, siempre. Así que nada, fue una experiencia bien bonita en Puero Rico y Rolando y yo gozamos del recibimiento y, tanto fue eso, que nos quedamos ahí, viviendo; llevamos más de 30 años allí.
Periodista: ¿Porque usted eligió quedarse en Puerto Rico, si las ofertas parea jugar basket, no le faltaban?
Mario Butler: Porque tenía el clima como Panamá, tenía ofertas de trabajo, mi familia era de ahí; la esposa mía, los hijos míos y lo hice mi segundo hogar; siempre teniendo en mente que el primer hogar mío es Panamá. Y nada, con ese sueño de volver y hacer lo que yo he hecho esta semana, de volver a los jóvenes de mi país.
Periodista: Usted dirigió a Panamá en un torneo, creo que en Venezuela… ¿Dirigiría otra vez a Panamá?
Mario Butler: Claro, lo que pasa es que tengo que ver si la disponibilidad que tengo por el trabajo, me pertmite, pero siempre estoy para decirle presente a Panamá.
Periodista: ¿Usted dónde trabaja actualmente?
Mario Butler: En el Tribunal Supremo de Puerto Rico.
Periodista: ¿No sé si tiene algo que decir, ya para despedirnos?
Mario Butler: Bueno, sí, yo espero que el apoyo del comercio y del Gobierno puede aumentar para ayudar a estos jóvenes, ya que en estos momentos, pues, existe una controversia y hay una crisis en el basket, pero los únicos que sufren son la juventud o los jévenes; así que si ponemos eso en mente, antes de cualquier otra cosa, nos daremos cuenta de que tenemos que poner más ayuda y más interés a la juventud.

CITAS



"Pórtense como hijos de la luz, con bondad, con justicia y según la verdad".

Ef. 5, 8b-9.


"Por los caminos del mundo el divino viajero continúa haciéndose nuestro compañero".

Juan Pablo II.


¡Ay de mí si no evangelizo!

1 Cor. 9, 16.


''Ama

Sin reclamar nada, porque el amor es desinteresado.

Sin calcular desventajas, porque el amor es sacrificarse.

Sin poner condiciones, porque el amor es darse.

Sin fecha y sin espacio, porque el amor lo llena todo''.

Autor desconocido.


"El hombre ama lo que tiene, pero desconoce lo que no ama".

Ernesto B. Mc Nally C.


''Ámense los unos a los otros como yo los he amado''.

Cristo.


"Si el dinero hace mucho, la oración lo obtiene todo".

Don Bosco.


"El que confía en la Virgen nunca se verá defraudado".

Don Bosco.


"La superación no es cosa de la casualidad, representa la suma de todas nuestras acciones y del amor de Dios".

Ernesto B. Mc Nally C.

LIBROS RECOMENDADOS

  • DOCUMENTO CONCLUSIVO: APARECIDA. AUTOR (A): CONFERENCIA GENERAL DEL EPISCOPADO LATINOAMERICANO Y DEL CARIBE.
  • LA DOCTRINA SOCIAL DE LA IGLESIA, UN COMPROMISO PARA EL LAICO. AUTOR (A): EGLÉE ISAVA.
  • LA VIOLENCIA. AUTOR (A): BARTOLOMÉ SORGE

This Day in History

EL SILENCIO CÓMPLICE

El silencio cómplice.
Por: Ernesto Mc Nally.

EL SILENCIO CÓMPLICE

Pareciera que las malas acciones son peores que las omisiones, pero no es así.

Una señora y su familia, algo perturbada, insultaba a los vecinos y todos los días los molestaba de alguna forma. Algunas personas de la comunidad preferían no decir ni hacer nada, hasta que el asunto un día pasó a más.
En la vida, los seres humanos realizan malas acciones, pero las omisiones, pueden ser tan graves como los actos, y en muchas ocasiones hasta peores.
De pronto, la actitud de algunos, en el caso de la señora que insultaba a sus vecinos, fue la del cómplice, la de la persona que ve las injusticias, pero no dice nada; y que prefiere guardar silencio, por no adoptar un compromiso con su fe, o no comprometerse con aquellos que sufren por las malas acciones de los demás. No es ésta una actitud cristiana.
Sucede muchas veces, como en los casos de violencia doméstica, cuando se dice: “En asuntos de marido y mujer yo no me meto”. Se da igualmente en diversas circunstancias, cuando se señala: “Ese no es mi problema”, “A mi no me importa”, “Que resuelva él” y se pasa indiferente frente a los problemas de la comunidad.
Se ve también en el campo de la política, cuando no se asume una postura responsable y se cae en una conducta que refleja aquello del “mínimo esfuerzo”. Se observa cuando la gente prefiere no hacer nada por un cambio, porque a fin de cuentas, “todos los políticos son iguales”.
Se llaman “pecados de omisión”, tan graves como los pecados que implican una acción de las personas, aunque no se noten; y son, en muchas formas, omisiones que se traducen en “el silencio cómplice”, que permite realizar sus fechorías a quienes practican el mal.


Páginas vistas en total

Wikipedia

Resultados de la búsqueda