martes, 23 de septiembre de 2008

MARRUECOS SÓLO ESTÁ A CUATRO HORAS Y 29 MINUTOS: CÉSAR BARRÍA


La frase de que "los sueños, sueños son", no parece ir de la mano con César Barría, que el domingo pasado, alcanzó su meta: cruzar a nado el Estrecho de Gibraltar.
El atleta parolímpico transitó la ruta de Puerto Tarifa, en España, a Punta Cires en Marruecos, en cuatro horas y 29 minutos; y supo sobreponerse a un dolor en el brazo, que se le presentó al lograr su hazaña, de convertirse en el primer latinoamericano en cruzar el estrecho.
Barría, un joven de 25 años y oriundo de la provincia de Colón, en su nativa Panamá, agradeció a Dios por haber superado la prueba, y exhortó a todo aquél que tenga un sueño, a esforzarse por conseguirlo.

YANKEE STADIUM: "LA ÚLTIMA NOCHE QUE PASÉ CONTIGO, QUISIERA OLVIDARLA, PERO NO HE PODIDO..."


Cuando en 1923 se construyó en Yankee Stadium, quizás nadie imaginó que con éste, se construía también a la franquicia más ganadora de las Grandes Ligas. Hoy la franquicia todavía existe; pero el Yankee Stadium pasó a “mejor vida”.
El domingo pasado, el coliseo que albergara al equipo ganador de 26 Series Mundiales y 37 de los 39 Campeonatos de la Liga Americana, obtenidos por Los Mulos, se vistió por última vez, para que los fanáticos neoyorquinos disfrutaran de un juego de béisbol. Hubo emoción y recuerdos; pero además, alegrías y tristezas. No faltaron los invitados del mundo de la pelota: Yogi Berra, Don Larsen, Reggie Jackson, , David Wells, Deve Windfield, David Cone y Bernie Williams, por mencionar a algunos.
El lanzamiento de honor lo hizo la hija de Babe Ruth, Julia Ruth, mientras que Jorge Posada le asistió en la receptoría.
Este estadio fue el escenario de diversos eventos, durante algo más de 85 años. Sus paredes guardan el recuerdo de peleas de campeonato mundial, como la escenificada en 1938, por el título de los pesos pesados, que poseía Joe Louis y cuyo retador era el alemán Max Schmeling. El papa Benedicto XVI fue el último Vicario de Cristo que pasó por el Yankee Stadium, precisamente este año, en medio de una visita a los Estados Unidos, que incluyó Nueva York. El último Juego de Estrellas, entre la Liga Americana y la Nacional, también se realizó en el otrora hogar de Los Bombarderos del Bronx.
Una vez comenzado el último encuentro en el Yankee Stadium, las cosas no cambiaron para Los Mulos. Jonny Damon la desapareció en el tercer episodio, pero los de Baltimore replicaron rápidamente, y empataron el partido a tres carreras por bando. Pero al cierre del cuarto, Bengie Molina perdió la blanquita y se convirtió en el último jugador en sacar la pelota de cuadrangular en el estadio neoyorquino. Los de Nueva York ganaban 5-3.
La diferencia en el marcador se amplió antes de finalizado el encuentro, y pasó a ser de cuatro carreras (7-3). Cinco lanzadores utilizaron los Yankees, incluyendo al panameño de Puerto Caimito, Mariano Rivera, que sacó a los tres últimos bateadores de los Orioles, con rolas al infield. Andy Pettitte fue el serpentinero ganador.
El Yankee Stadium será clausurado oficialmente el 9 de noviembre del presente año, con una serie de eventos. El nuevo estadio Yankee, que llevará el mismo nombre del anterior, se abrirá en abril del 2009, cuando empiece la temporada.

viernes, 19 de septiembre de 2008

ENTRE LOS MARAVILLOSOS INVENTOS: LOS MEDIOS DE COMUNICACIÓN SOCIAL

TRAS LA MUERTE DE JUAN PABLO II, AL CARDENAL Y ARZOBISPO DE TEGUCIGALPA, OSCAR RODRIGUEZ MARADIAGA, SE LE MENCIONÓ COMO PAPABLE. EN ESTA OCASIÓN ES ENTREVISTADO COMO MIEMBRO DEL PONTIFICIO CONSEJO PARA LAS COMUNICACIONES SOCIEALES, DE LA SANTA SEDE.

Al cardenal Oscar Rodríguez Maradiaga le asisten los dones. La paciencia, la amabilidad y la sencillez le acompañan. Con más de 60 años a cuestas, Rodríguez Maradiaga conoce su papel, y no escatima esfuerzo para brindar amor y sacrificio; parte de la actitud salesiana.
Desde pequeño le gustaba educar. Respondió al llamado de Dios al sacerdocio, pero en una primera instancia sus padres se lo impidieron.Aprendió a pilotear aviones cuando tenía 14 años, luego ingresó al seminario.
Fue profesor de química, física y matemáticas; en colegios salesianos de Guatemala, El Salvador y Honduras, su país natal. Estudió en Roma teología moral, y posteriormente psicología clínica; practicó el baloncesto y toca varios instrumentos musicales, como el piano y el saxofón.
El actual Arzobispo de Tegucigalpa, es un hombre alegre y confía en el Señor, seguro de que entrega la vida por una noble causa.
A su llega a Panamá, con motivo de la celebración de la novena de Don Bosco, el Cardenal y miembro del Pontificio Consejo para las Comunicaciones Sociales, fue abordado por el periodista Ernesto Mc Nally, para responder interrogantes en torno a la comunicación social y los mass media, y a pesar de sus múltiples actividades programadas, accedió gentilmente. He aquí lo que respondió:
Periodista: ¿ A qué se puede llamar Doctrina Social de la Iglesia?
Cardenal: (Sentado en una oficina de la Basílica Menor Don Bosco, en ciudad de Panamá).La Doctrina Social de la Iglesia es una reflexión tomada de la Biblia y de los magisterios pontificios, aplicada a la problemática del mundo; que puede ser problemática social, problemática política, problemática económica, problemática cultural; y esa reflexión viene como un trasfondo, como una luz, para iluminar la acción de los cristianos en distintas esferas.La Doctrina Social de la Iglesia ha adquirido mucha importancia, sobre todo cuando comenzó la Revolución Industrial, a finales del siglo XIX; cuando el papa León XIII, al darse cuenta de la problemática de la explotación de los niños, de los jóvenes, de los salarios injustos; de la represión de las organizaciones sindicales y de la ausencia de conciencia social, elaboró una carta encíclica, que se llamó la Rerum novarum.
No es que antes no existiera Doctrina Social; claro que existía. Si desde los padres de la Iglesia, ya en el siglo IV, encontramos unos escritos sobre la iluminación doctrinal de la realidad, pero no estaba de una manera sistemática, como se ha venido elaborando desde el papa León XIII. Posteriormente los pontífices siguieron esa línea. Algunos preocupados por la situación socio-poliítica; me estoy refiriendo al papa Pío XI, que ante el Nacional Socialismo, el Nacismo, elabora una encíclica que se llama Quadragesimo anno, a los 40 años de la Rerum novarum y; después siguen la tradición el papa Pío XII, por ejemplo, a través de sus radiomensajes; el papa Pablo VI con una encíclica poderosa, que va a cumplir 40 años el próximo año, la Populorum progressio, El progreso de los pueblos; posteriormente tenemos al papa Juan XXIII, antes de Pablo VI; el papa Juan XXIII, con dos encíclicas maravillosas, Pacem in terris y Mater et magistra, eh! El papa Juan XXIII es aquel que codificó los Derechos Humanos. Aparecen ahí, en una encíclica papal, todo lo que se refiere a los Derechos Humanos. El Concilio Vaticano II, que con la constitución Gaudium et spes da un empujón enorme a la Doctrina Social y posteriormente, pues, el papa siervo de Dios, Juan Pablo II, con tres encíclicas sociales muy, muy importantes: Laborem excercem, Sollicitudo rei socialis y Centecimus annus y; finalmente el papa Benedicto XVI, que nos acaba de regalar su primera encíclica, en la cual , la segunda parte de Deus cáritas est toca la problemática social.
Periodista: ¿Cardenal, y dónde entra la Doctrina Social de la Iglesia, respecto a los medios de comunicación social?
Cardenal: Bien. En el aspecto cultural, verdad, como el Concilio Vaticano II nos define la cultura en el número 53 de la Gaudium et spes, donde nos dice cultura es la relación del ser humano con sí mismo, con su semejante, con la naturaleza y con Dios; por ejemplo, la cultura es entonces todo el ámbito que rodea a la persona. Es cultura el modo de comer; es cultura el modo de vestirse; es cultura el modo de divertirse; es cultura el modo de estudiar; el modo de organizar la familia; es cultura como tratamos el jardín, el bosque, la naturaleza; es cultura como podemos nosotros comunicarnos. Y ahí entra precisamente la comunicación social. Hoy día vivimos una revolución cultural y, una revolución cultural muy interesante. La gente empieza a comunicarse con el lenguaje; después con la escritura, después con los símbolos; después con la revolución maravillosa de los medios de comunicación.
Primero fue la palabra difundida a través de la radio; luego la imagen a través de la televisión; y ahora a través de la informática y de las redes de comunicación inalámbricas y, eh... Digamos así, de computación, pues, es una auténtica revolución. Ahí entra la comunicación social y ahí entra entonces, la ética en la comunicación social, que es la que nos permite hoy decir una palabra sobre esto.
Periodista: ¿Cardenal, y que hay del Inter mirifica?
Cardenal: Sí, es una declaración sobre medios de comunicación social y la importancia de los medios. Se llama Inter mirifica. Además el Papa instituyó después del Concilio un Consejo Pontificio de la Comunicación Social. Yo mismo soy parte de este Consejo. El próximo mes de marzo tenemos una reunión plenaria en Roma del Consejo Pontificio de la Comunicación Social.
Periodista: ¿Y acerca de la Instrucción pastoral comunión y progreso, que puede decir?
Cardenal: Sí, es parte de esa reflexión que ha hecho el Consejo Pontificio de la Comunicación Social. Esa exhortación pastoral Communio et progressio es un paso adelante enorme también, en la Doctrina Social, frente a la comunicación social.
Periodista: ¿En este contexto de los medios, cuál es la responsabilidad de quienes manejan los medios de comunicación social?
Cardenal: Yo creo que es una responsabilidad muy grande porque, en primer lugar, los medios deben promover el bien común, y esto no siempre se entiende. Hay personas que se adueñan de los medios de comunicación social para sus intereses y los utilizan. Lo menos que podríamos decir es, cuando los utilizan simplemente para una ganancia económica. Ese es un punto. Pero hay otras personas que los utilizan ideológicamente para manipular los sentimientos o los pensamientos de grandes conglomerados. Y ahí hay una gran responsabilidad si no se usan de una manera equilibrada, de una manera ética y de una manera formativa. También los medios se pueden usar para deformar, cuando se convierten en simples instrumentos de propaganda y de comercio.
Periodista: Hay una instrucción pastoral, creo que se llama Aetatis novae...
Cardenal: Aetatis novae, claro que sí, veo que está usted al día con toda la información de la Iglesia. Aetatis novae también es una reflexión ética sobre algunos aspectos específicos de la comunicación social.
Periodista: ¿Y sobre las Conferencias del Episcopado Latinoamericano, que nos indican ellas sobre los medios de comunicación social?
Cardenal: Especialmente a partir de Puebla, cuando ya nos encontramos en plena revolución informática, la Conferencia de Puebla sobre todo hace una reflexión sobre lo que significa la comunión, la comunicación para la comunión y éste es un punto bello porque una de las metas para la Iglesia es poder formar comunión. Hacer que la comunidad se vuelva familia, familia de Dios, y entonces los medios pueden producir comunión o pueden producir desunión. Entonces Puebla nos exhorta para esto. Santo Domingo continúa la reflexión de Puebla y avanza, sobre todo en el nivel informativo que se puede lograr a través de la comunicación social.
Periodista: ¿En cuanto a los mensajes pontificios y las jornadas mundiales de la comunicación, qué nos puede decir?
Cardenal: Yo creo que ésta es otra iniciativa muy bella de los Papas y que debe ser implementada en cada país. Yo por ejemplo celebro la jornada de los medios, ante todo, haciendo oración. Invito a todos los representantes de los medios; tenemos una convivencia, hacemos una santa eucaristía, hacemos oración, comentamos el mensaje del Papa y luego hacemos un ágape fraterno; y esto se vuelve verdaderamente un momento bonito, de comunicación con todos los que trabajan en los medios.
Periodista: ¿Sobre San Francisco de Sales comunicador y Don Bosco, qué podría añadir?
Cardenal: San Francisco de Sales fue, o es el patrono de la prensa y, Don Bosco de los editores católicos; porque Don Bosco comprendió esto inmediatamente y por eso hasta compró una imprenta, que en aquellos tiempos pareció un escándalo. Un sacerdote comprando una imprenta, para qué; porque no se entendía. Hoy día en cambio, la obra salesiana comprende un trabajo importantísimo, a través de la presencia en los medios. No olvidemos que la Tipografía Vaticana, donde se produce toda la documentación del Vaticano, incluso el periódico L’ Osservatore, está confiada a la Congregación Salesiana y San Francisco de Sales; pues, es el patrono de la buena prensa, porque él también se dedicó a escribir; fue un gran escritor, sobre todo de temas de espiritualidad y con eso entendemos lo que significa la presencia evangelizadora en los medios.
Periodista: Eh... Quería hacerle una pregunta sobre el adecuado uso de la Internet, hay un documento de la Iglesia, creo que es del papa Juan Pablo II... ¿Qué podría decir?
Cardenal: Eh... Yo creo que es importante que consideremos los medios, no como algo malo, ni bueno. Yo suelo hacer esta comparación. Un machete no es ni bueno ni malo, pero en manos de un agricultor el machete hace mucho bien, prepara los campos para la siembra. En manos de un asesino puede cortar una cabeza; pero la culpa no la tiene el machete, sino el que lo usa. La Internet es un bien; es un bien muy grande, y por medio de la Internet, se puede acceder a formación, o se puede acceder a pornografía, o a casos negativos. Por consiguiente estamos convencidos que es el ser humano el que debe aprender la ética y vivir conforme a la ética frente a la comunicación social.
Periodista: Usted habló en una de sus homilías acerca de la posesión, de la posesión social. ¿Nos podría explicar esto?
Cardenal: Sí... El ser humano está llamado a ser dueño de su propia persona y autoposeerse, autoconocerse, llegar a ser dueño de sí mismo, de sus cosas positivas y negativas para potenciar lo positivo y disminuir lo negativo; pero a veces hay otros que quieren poseer a uno y, eso es lo que nos narra el Evangelio cuando el demonio, el espíritu inmundo posee a la persona. No necesariamente tiene que ser un personaje raro, con cuernos y cola, no. Es una tendencia negativa; por ejemplo: el egoísmo, la autosuficiencia, el orgullo, la avaricia. Todos éstos son intrusos que entran en el terreno santo, que es el ser humano, y le quitan la posesión al dueño verdadero que es Dios; y se quieren erigir como nuevos dioses. Entonces, por consiguiente, la labor del Señor de expulsar los demonios, continúa a través del trabajo pastoral.
Periodista: ¿Dónde entran los medios de comunicación en esa posesión social?
Cardenal: Por ejemplo, cuando hay una adicción. Hay personas que son adictos a la pantalla; por ejemplo, hay personas que son adictas a tantas cosas, que se refieren con comunicación. La adicción a la pornografía es una de las que más esclaviza, eh...También ahí. Yo no digo que hay que prohibir la comunicación, de ninguna manera. Lo que hay que hacer es que uno sea dueño de su propia comunicación.
Periodista: Sabemos que hay un Sistema Preventivo de Don Bosco. ¿Si tuviera que utilizarse un Sistema Preventivo con los medios de comunicación social, porque influyen mucho en el receptor, cómo se haría?
Cardenal: Yo diría, empezando a educar a la persona, porque educación no es imposición desde fuera, sino ir desarrollando lo mejor que tiene la persona al servicio del bien y, creo que es por ahí.
Periodista: Lo señalado a continuación se funda en un informe del Programa de las Naciones Unidas para el Desarrollo (PNUD), en el que se señala que la juventud cree mucho en los medios; o sea, que la Iglesia ha perdido terreno ahí. ¿Qué retos afronta la Iglesia en cuanto a eso?
Cardenal: Que debemos estar presentes. Yo soy completamente consciente de esto. La Iglesia, la jerarquía de la Iglesia eclesiástica debe estar presente en los medios, por que yo le quiero decir esto: Dentro de unos 20, 25 años, para mucha gente lo que no está en una pantalla, no va a existir; y esto es un desafío, porque si la Iglesia no está presente no va a existir para muchísimas personas. Esto a veces no se entiende correctamente; a veces hay personas que piensan que uno está exagerando, pero si uno conoce la realidad y, conoce hacia dónde va el mundo, debemos ser conscientes de esto. Si queremos tener presencia debemos estar en los medios.
Periodista: ¿Y en cuanto a la formación de los sacerdotes en los seminarios, respecto a los medios, qué deficiencias presentan y qué retos asumen?
Cardenal: Yo creo que hay deficiencias cuando algunos piensan que la formación sacerdotal es únicamente formación intelectual; y se requiere una formación también en la comunicación; no sólo en los medios, sino en la comunicación. El presbítero como evangelizador, tiene que ser un comunicador. O sea, tiene que hablar bien; desde el punto de vista de la fonética, empezando desde ahí. Tiene que pronunciar bien, tiene que hablar bien; tiene que hacerse entender. Hay personas que no se saben dar a entender. Tiene que aprender fonética y tiene que aprender todas las técnicas de hoy día de la comunicación. No es lo mismo hablar en radio, que hablar en tele; no es lo mismo hablar en el púlpito, que hablar en la radio; y debemos también entrar en las páginas Internet, Páginas Web y, también entrar en la catequesis y en la evangelización, a través de la Internet.
Periodista: Bueno... ¿Usted desea añadir algo?
Cardenal: No, solamente felicitarlo por este gran interés que usted tiene, porque éste es uno de los puntos más importantes de la revolución informática; y desearles a todos los que nos lean, que ellos se sientan también implicados en esto.

SE INAUGURA DIPLOMADO SOBRE SAN PABLO


(Ciudad de Panamá). Con la asistencia de más de 200 personas, se inauguró este lunes ocho de septiembre, el Diplomado sobre San Pablo, en la Universidad Santa María La Antigua (USMA), en Ciudad de Panamá.
En su mayoría, el público está constituido por adultos que superan los cincuenta años de edad, profesionales, laicos y, hasta algunos periodistas.
El Diplomado es dictado por la Sociedad San Pablo en asociación con la USMA, y terminará el próximo viernes.
En este Año Paulino, como ya lo han señalado algunas autoridades eclesiales, la vida y obra del Apóstol de los Gentiles, serán de especial atención para los cristianos católicos, y éstas son algunas de las finalidadades que se persiguen con el diplomado que se dicta en tierras panameñas.

CITAS



"Pórtense como hijos de la luz, con bondad, con justicia y según la verdad".

Ef. 5, 8b-9.


"Por los caminos del mundo el divino viajero continúa haciéndose nuestro compañero".

Juan Pablo II.


¡Ay de mí si no evangelizo!

1 Cor. 9, 16.


''Ama

Sin reclamar nada, porque el amor es desinteresado.

Sin calcular desventajas, porque el amor es sacrificarse.

Sin poner condiciones, porque el amor es darse.

Sin fecha y sin espacio, porque el amor lo llena todo''.

Autor desconocido.


"El hombre ama lo que tiene, pero desconoce lo que no ama".

Ernesto B. Mc Nally C.


''Ámense los unos a los otros como yo los he amado''.

Cristo.


"Si el dinero hace mucho, la oración lo obtiene todo".

Don Bosco.


"El que confía en la Virgen nunca se verá defraudado".

Don Bosco.


"La superación no es cosa de la casualidad, representa la suma de todas nuestras acciones y del amor de Dios".

Ernesto B. Mc Nally C.

LIBROS RECOMENDADOS

  • DOCUMENTO CONCLUSIVO: APARECIDA. AUTOR (A): CONFERENCIA GENERAL DEL EPISCOPADO LATINOAMERICANO Y DEL CARIBE.
  • LA DOCTRINA SOCIAL DE LA IGLESIA, UN COMPROMISO PARA EL LAICO. AUTOR (A): EGLÉE ISAVA.
  • LA VIOLENCIA. AUTOR (A): BARTOLOMÉ SORGE

This Day in History

EL SILENCIO CÓMPLICE

El silencio cómplice.
Por: Ernesto Mc Nally.

EL SILENCIO CÓMPLICE

Pareciera que las malas acciones son peores que las omisiones, pero no es así.

Una señora y su familia, algo perturbada, insultaba a los vecinos y todos los días los molestaba de alguna forma. Algunas personas de la comunidad preferían no decir ni hacer nada, hasta que el asunto un día pasó a más.
En la vida, los seres humanos realizan malas acciones, pero las omisiones, pueden ser tan graves como los actos, y en muchas ocasiones hasta peores.
De pronto, la actitud de algunos, en el caso de la señora que insultaba a sus vecinos, fue la del cómplice, la de la persona que ve las injusticias, pero no dice nada; y que prefiere guardar silencio, por no adoptar un compromiso con su fe, o no comprometerse con aquellos que sufren por las malas acciones de los demás. No es ésta una actitud cristiana.
Sucede muchas veces, como en los casos de violencia doméstica, cuando se dice: “En asuntos de marido y mujer yo no me meto”. Se da igualmente en diversas circunstancias, cuando se señala: “Ese no es mi problema”, “A mi no me importa”, “Que resuelva él” y se pasa indiferente frente a los problemas de la comunidad.
Se ve también en el campo de la política, cuando no se asume una postura responsable y se cae en una conducta que refleja aquello del “mínimo esfuerzo”. Se observa cuando la gente prefiere no hacer nada por un cambio, porque a fin de cuentas, “todos los políticos son iguales”.
Se llaman “pecados de omisión”, tan graves como los pecados que implican una acción de las personas, aunque no se noten; y son, en muchas formas, omisiones que se traducen en “el silencio cómplice”, que permite realizar sus fechorías a quienes practican el mal.


Páginas vistas en total

Wikipedia

Resultados de la búsqueda