jueves, 14 de mayo de 2009

SAN PABLO EN SEGUNDA PARTE




Se ha inaugurado en la Universidad Santa María La Antigua, la segunda parte del diplomado sobre San Pablo, dictado por el padre Gustavo Nova.
Dicen que las segundas partes nunca son buenas, pero en el caso del diplomado sobre San Pablo, inaugurado este lunes en la Universidad Santa María La Antigua, hay que hacer una excepción.
La actividad se extenderá hasta el viernes 15 de mayo, y cuenta con la participación del padre Gustavo Nova Nova, de la Sociedad San Pablo, quien tiene más de 20 años de experiencia en los avatares de la educación, y que actualmente es docente en el Seminario Mayor San José, de la capital panameña.
En una primera jornada, se ha examinado la actitud del Apóstol frente a los retos de la evangelización; es decir, el ser punto y el ser puente, a pesar de que en su época, tal actitud le representaba fácilmente la muerte, a cualquiera que osara semejante misión.
Se dice que Pablo fue punto, porque abrió una brecha para desarrollar el proyecto cristiano que, en medio de sociedades politeístas, marcaba la diferencia por ser una propuesta ética. Se cuenta que el Apóstol fue puente, por su actitud de conciliador entre griegos, hebreos y gentiles.
Y esto de ser punto y de ser puente, no se ha quedado ahí. Se ha dicho que cada cristiano ha de ser lo mismo que Pablo; ser punto y ser puente, buscar lo que nos une y dejar lo que nos separa.
Igualmente se ha escuchado al padre Gustavo Nova, referirse a las fuentes de la teología de Pablo, que han resultado ser la Biblia y la tradición judía; pero sobre todo, la Biblia, que Pablo llega a citar, frecuentemente en sus cartas.
Además, se ha discurrido en la apertura del diplomado, sobre aquello de que Pablo no fue indispensable en el proyecto cristiano, pero sí útil. Dios – como lo señala el padre Nova –, se valió de la cultura de Apóstol de los Gentiles, para desarrollar la tarea de la evangelización de otros pueblos. Como quien dice: - Recordad que Pablo era fariseo, que conocía las Escrituras y que además, dominaba el griego y el hebreo -.
También, y gracias a las delicias de la tecnología, se ha podido ubicar al Pablo predicador, justamente en el tiempo y el espacio que le correspondió vivir; en medio de diversas culturas, ya fuera con los judíos o con los paganos; en Efeso, o camino de Damasco, cuando sufre aquel accidente y, donde el Señor se le manifiesta con aquella pregunta de: “¿Por qué me persigues?”
El Padre Gustavo Nova aludió al Pablo en la historia, pero como un personaje audaz y que amó, defendió y animó a las comunidades de cristianos dentro o fuera de Jerusalén; como sucedió en Efeso y en Corinto. Y es que Pablo tenía una fuerte personalidad; era un pensador, pero además un organizador. Por eso, unos le consideraban un hombre escogido por Dios para llevar el Evangelio a las gentes; pero para otros representa un problema. Estos últimos, le conocerán como al “enemigo”, o al “falso apóstol”.
Y sobre el papel de la mujer en el peregrinar de Pablo, el padre Nova ha dicho, que al Apóstol se le puede ver como al promotor de la emancipación femenina. Se ha dado el ejemplo de Lidia, que llega a desarrollar una función administrativa en la comunidad cristiana. Es el caso de una mujer viuda, que puso su casa a favor de la causa del Evangelio, y por supuesto, es una de las tantas colaboradoras de Pablo.
En resumidas cuentas, se han tocado y se tocarán aspectos propios de la teología de
San Pablo, el San Pablo en la historia y la actitud del Apóstol de los Gentiles - como se le llama hoy, al que en una ocasión, ya muy lejana, le reconocieran como perseguidor de cristianos -.
El diplomado cuenta con el apoyo de la Universidad Santa María La Antigua, y se dicta en el Auditorio P. Benjamín Ayechu, del edificio de postgrados del mencionado centro de estudios, en Ciudad de Panamá.

CITAS



"Pórtense como hijos de la luz, con bondad, con justicia y según la verdad".

Ef. 5, 8b-9.


"Por los caminos del mundo el divino viajero continúa haciéndose nuestro compañero".

Juan Pablo II.


¡Ay de mí si no evangelizo!

1 Cor. 9, 16.


''Ama

Sin reclamar nada, porque el amor es desinteresado.

Sin calcular desventajas, porque el amor es sacrificarse.

Sin poner condiciones, porque el amor es darse.

Sin fecha y sin espacio, porque el amor lo llena todo''.

Autor desconocido.


"El hombre ama lo que tiene, pero desconoce lo que no ama".

Ernesto B. Mc Nally C.


''Ámense los unos a los otros como yo los he amado''.

Cristo.


"Si el dinero hace mucho, la oración lo obtiene todo".

Don Bosco.


"El que confía en la Virgen nunca se verá defraudado".

Don Bosco.


"La superación no es cosa de la casualidad, representa la suma de todas nuestras acciones y del amor de Dios".

Ernesto B. Mc Nally C.

LIBROS RECOMENDADOS

  • DOCUMENTO CONCLUSIVO: APARECIDA. AUTOR (A): CONFERENCIA GENERAL DEL EPISCOPADO LATINOAMERICANO Y DEL CARIBE.
  • LA DOCTRINA SOCIAL DE LA IGLESIA, UN COMPROMISO PARA EL LAICO. AUTOR (A): EGLÉE ISAVA.
  • LA VIOLENCIA. AUTOR (A): BARTOLOMÉ SORGE

This Day in History

EL SILENCIO CÓMPLICE

El silencio cómplice.
Por: Ernesto Mc Nally.

EL SILENCIO CÓMPLICE

Pareciera que las malas acciones son peores que las omisiones, pero no es así.

Una señora y su familia, algo perturbada, insultaba a los vecinos y todos los días los molestaba de alguna forma. Algunas personas de la comunidad preferían no decir ni hacer nada, hasta que el asunto un día pasó a más.
En la vida, los seres humanos realizan malas acciones, pero las omisiones, pueden ser tan graves como los actos, y en muchas ocasiones hasta peores.
De pronto, la actitud de algunos, en el caso de la señora que insultaba a sus vecinos, fue la del cómplice, la de la persona que ve las injusticias, pero no dice nada; y que prefiere guardar silencio, por no adoptar un compromiso con su fe, o no comprometerse con aquellos que sufren por las malas acciones de los demás. No es ésta una actitud cristiana.
Sucede muchas veces, como en los casos de violencia doméstica, cuando se dice: “En asuntos de marido y mujer yo no me meto”. Se da igualmente en diversas circunstancias, cuando se señala: “Ese no es mi problema”, “A mi no me importa”, “Que resuelva él” y se pasa indiferente frente a los problemas de la comunidad.
Se ve también en el campo de la política, cuando no se asume una postura responsable y se cae en una conducta que refleja aquello del “mínimo esfuerzo”. Se observa cuando la gente prefiere no hacer nada por un cambio, porque a fin de cuentas, “todos los políticos son iguales”.
Se llaman “pecados de omisión”, tan graves como los pecados que implican una acción de las personas, aunque no se noten; y son, en muchas formas, omisiones que se traducen en “el silencio cómplice”, que permite realizar sus fechorías a quienes practican el mal.


Páginas vistas en total

Wikipedia

Resultados de la búsqueda