viernes, 4 de septiembre de 2015

MARIO BUTLER: "LA FAMILIA ES EL FANÁTICO NÚMERO UNO DE UNO"


 


MARIO BUTLER, EN EL VESTÍBULO DEL HOTEL EL PANAMÁ, POCO ANTES DE UNA PRÁCTICA DE LA SELECCIÓN DE BALONCESTO DE SU PAÍS. 


FOTOS: ERNESTO Mc NALLY.











El excanastero panameño, Mario Butler, se refiere a algunos  aspectos  ligados  al baloncesto y a las oportunidades de Panamá en el Preolímpico de México.

Mario Butler es de aquellos deportistas que no necesitan carta de presentación, y mucho menos si se encuentra en el país que vio nacer.
Su carrera inició con la operación tamaño, en su natal Panamá. Fue el finado Cecilio Williams quien le descubrió y enseñó algunas técnicas. Luego recibió una beca, al igual que  otros canasteros como Rolando Frazer, Mario Gálvez, Reynaldo Grenald y Ernesto Malcom, por mencionar algunos; para jugar en Iowa, Estados Unidos, en la Universidad de Briar Cliff. Junto a sus compatriotas, formó parte de la selección nacional de baloncesto de Panamá, que en 1981, en San Juan, Puerto Rico, clasificó para el Mundobasket de Colombia; y que como se puede apuntar, sin temor a equivocaciones, “metía miedo”.
Butler, durante su carrera como basquetbolista jugaba la posición cinco, era un pívot dominante, de mucho temple, rapidez  y fuerza, lo que le permitía contrarrestar el tamaño de otros centros, de la talla de Tkachenko, David Robinson o Shaquille.  Su habilidad para rebotear era tan buena, que fue el líder en ese departamento, en dos mundiales de baloncesto, algo fenomenal para tener una altura de seis pies y ocho pulgadas. Eso, sin contar la experiencia en la liga de Puerto Rico, en la que de igual forma ocupa el primer sitial.
A todo esto,  Butler fue picado en el Draft de la Nacional Basketball Association (NBA), en la octava ronda,  por los Golden State Warriors; en tiempos en los que firmar un contrato profesional, significaba renunciar a jugar con la selección de su país, por ser considerado como no amateur.
Butler participó en diversas ligas de América (Estados Unidos, Argentina, Puerto Rico, República Dominicana, Ecuador, México y Venezuela); además de Europa (Italia y España). Jugó en la liga de Puerto Rico, hasta los 52 años y, se retiró con un campeonato.
En esta oportunidad, La République  le abordó, en medio de la preparación de la selección nacional de baloncesto de Panamá para el Preolímpico que se juega en estos momentos en México, D.F., y como siempre, él gentilmente aceptó. He aquí lo que señaló:
Periodista: Nos encontramos con Mario Butler…¿Cómo se encuentra?
Mario Butler: (Sentado, en el lobby del hotel El Panamá y previo a una práctica de la selección de baloncesto de Panamá) Muy contento, contento de estar aquí de nuevo en Panamá y disfrutar de esta bella tierra y linda gente.
Periodista: ¿Cómo se dio el hecho de que usted viniera acá, a formar parte del cuerpo técnico de la selección de baloncesto de Panamá?
Mario Butler: Bueno,  al entrar la nueva presidencia, pues, conozco a Jair, él jugó conmigo muchos años y entonces se dio la oportunidad de poder trabajar con los hombres grandes y aproveché esa oportunidad y pude sacar ventaja a eso… (La entrevista se interrumpe, un fanático del baloncesto le pide a Mario Butler una foto y él accede, luego se vuelve a sentar, y todo prosigue).
SELECCIÓN DE BALONCESTO DE PANAMÁ

Periodista: Entonces, bueno, me decía que conoce a Jair y que lo llamaron para trabajar con los hombres grandes…
Mario Butler: Los hombres grandes, no sólo eso sino la parte también de disciplina en el entrenamiento y asistir a David Rosario en lo que…Con la experiencia que he tenido en los años de jugar con la selección, tratar que los muchachos entiendan la importancia de este torneo que se aproxima y que vallan 100 por ciento preparados a tratar de dar el 100 por ciento.
Periodista: ¿Cuándo usted dice, “trabajar con los hombres grandes” a qué se refiere, trabajar con  hombres de gran tamaño, los centros, el pívot, los forwards?
Mario Butler: Con todos, pero más o menos darle un poquito de tips a los hombres grandes en situaciones de juego…Hay cosas que no se aprenden en el salón de clase, sino por la experiencia y yo trato de hablar con ellos y decirle, dependiendo de su estilo de juego, tratar de ayudarles, como a Lloreda; le he dado muchos consejos; a Garcés, le he dado muchos consejos; Michael Hicks, aunque son veteranos, siempre hay un consejo que viene bien recibido; siempre y cuando sea para mejorar su estilo de juego.
Periodista: ¿A Rosario lo conoce de Puerto Rico, no?
Mario Butler: Si, Rosario me dirigió, tuve dos años con el equipo, así que Rosario sabe lo que hace y yo estoy muy contento  que haya tomado su tiempo y se haya integrado a nuestra comunidad, nuestro país; y conoce a los panameños…(Saluda a alguien que le conoce o le ha saludado primero) Eh…Conoce a los panameños y a la misma vez se ha dado de sí, ha dejado a su familia atrás para venir acá; eso significa mucho para nosotros.
Periodista: Ahora que habla de la familia…¿Qué valor tiene la familia para el jugador de baloncesto profesional, como usted, que jugó tantos años?
Mario Butler: Esencial, la familia es el fanático número uno de uno. Ellos están ahí cuando se pierde, cuando se gana, cuando las cosas te salen mal; cuando hay victoria, cuando hay derrota; ellos siempre están ahí. Así que la prioridad de cualquier atleta es la familia y la religión, la iglesia es sumamente importante porque eso es la espina dorsal de cualquier atleta. El que no tenga señora, el que no tenga a su familia siempre va a tener un vacío, un vacío que significa no entender bien cuando las cosas le salen mal y; no va tener esa fuerza de buscar energía donde estas dos cosas que te mencioné. La familia te da energía, te da ánimo cuando las cosas te salen mal. 
NATHANIIEL BUTLER (I) Y LEONRADO POMARE (D)
                             
Si tú no tienes eso, no tienes a nadie y; yo creo es sumamente importante la familia. Ya tú vez, yo tengo el hijo mío aquí, y eso va a ser un orgullo para mí, ver que él recoge donde yo dejé; cuando yo jugué por tantos años con  la selección; aunque él nació en Puerto Rico, él se juró panameño...Es más, desde que nació es panameño, porque yo le he inculcado valores, inculcado muchas cosas. Inclusive, él naciendo allá, cuando Panamá jugaba contra Puerto Rico iban con Panamá, porque yo soy el papá de ellos. O sea, yo no creo que un papel o un lápiz te cataloga como un ciudadano de tal país; uno tiene que sentirlo y desde que ellos salieron de la cuna, ellos han amado este país. Así que, contento de que esté aquí, contento de que le hayan dado la oportunidad de representar a Panamá y, yo espero que lo haga con orgullo.
 Periodista: El valor de la mujer, de la mujer como esposa…¿Cómo se llama su esposa?
Mario Butler: Janet, Janet…
Periodista: ¿Qué nos puede decir de ella?
Mario Butler: Ella es una persona que siempre te cuida la espalda. Ella identifica quienes son los amigos, quienes son los amigos… Ella sufre y disfruta en las derrotas y en las victorias…Ella es la que está siempre al lado tuyo…Ella es tu mano derecha, disfruta en la victorias, ¿ve? Las cosas que no se ven en la cancha, las ven ellas. En un cuarto tú llevas tus cosas a la cancha de basket, pero ellas ven todas tus cosas personales…Saben cuando tú estas con dolor…A veces salimos con dolor, pero no lo demostramos en la cancha, con golpes y, la mujer es quien nos atiende y nosotros  tenemos que honrarle a esa mujer…A esa bella mujer que nos dio a todos nosotros vida y; ella es un símbolo bien importante en cualquier atleta.
Periodista: Ahora quiero referirme a la parte técnica, no sé…¿Qué importancia juega la parte psicológica en el jugador?
Mario Butler: Yo creo que el baloncesto es un 60 por ciento…65 por ciento psicológico y  un 40 por ciento físico…Yo creo que la mente tiene mucho que ver en la producción de cualquier atleta. Y por eso, además de darle ejercicio al físico ya al cuerpo, uno tiene que darle ejercicio al espíritu y la mente; porque, por  eso ahí, entra la parte espiritual; tener a Dios con uno siempre, porque para mí, ese va de la mano con la parte psicológica.
Periodista: ¿Y este equipo, en ese sentido, está bien sólido?
Mario Butler: Después de tanto tiempo viendo al equipo, este es un equipo que tiene mucho talento.
PRÁCTICAS DE LA SELECCIÓN DE BALONCESTO DE PANAMÁ
El peor enemigo que puede tener este equipo son ellos mismos. Mientras que ellos vayan entendiendo que son buenos y que cada uno es importante en el equipo, van a ser bien peligrosos en el Preolímpico y van a dar una sorpresa. Tenemos fuerza, tenemos estatura, tenemos velocidad, tenemos tiradores y tenemos profundidad en el banco. Estoy muy confiado, muy confiado, viendo lo que han hecho en las prácticas hasta hoy día…
Periodista: ¿Ustedes están en un grupo…?
Mario Butler: Está  México, está Brasil, está UruguayTodos son duros, todos son duros. No hay ningún equipo que es débil. No podemos coger  y  apuntarnos una victoria sin jugar, tenemos que jugarle a cada uno  igual, con la misma  fuerza, con el mismo coraje, para tratar de sacar la victoria y buscar esa clasificación; que yo creo que le haría una gran ayuda al basket panameño…Decir que Panamá ha entrado para la Olimpiada.
Periodista: Bueno, ya para despedirse.
Mario Butler:   Bueno, nada,  que nos sigan…Nosotros vamos a estar dando el 100 por ciento y necesitamos esas vibraciones positivas de nuestro país para este torneo, que es bien importante para este ciclo olímpico. Así que, gracias a ti, y gracias a tus oyentes…Y echa pa´ lante, que usted siempre ha hecho un buen trabajo, informando a los fanáticos de lo que está pasando en el deporte.

CITAS



"Pórtense como hijos de la luz, con bondad, con justicia y según la verdad".

Ef. 5, 8b-9.


"Por los caminos del mundo el divino viajero continúa haciéndose nuestro compañero".

Juan Pablo II.


¡Ay de mí si no evangelizo!

1 Cor. 9, 16.


''Ama

Sin reclamar nada, porque el amor es desinteresado.

Sin calcular desventajas, porque el amor es sacrificarse.

Sin poner condiciones, porque el amor es darse.

Sin fecha y sin espacio, porque el amor lo llena todo''.

Autor desconocido.


"El hombre ama lo que tiene, pero desconoce lo que no ama".

Ernesto B. Mc Nally C.


''Ámense los unos a los otros como yo los he amado''.

Cristo.


"Si el dinero hace mucho, la oración lo obtiene todo".

Don Bosco.


"El que confía en la Virgen nunca se verá defraudado".

Don Bosco.


"La superación no es cosa de la casualidad, representa la suma de todas nuestras acciones y del amor de Dios".

Ernesto B. Mc Nally C.

LIBROS RECOMENDADOS

  • DOCUMENTO CONCLUSIVO: APARECIDA. AUTOR (A): CONFERENCIA GENERAL DEL EPISCOPADO LATINOAMERICANO Y DEL CARIBE.
  • LA DOCTRINA SOCIAL DE LA IGLESIA, UN COMPROMISO PARA EL LAICO. AUTOR (A): EGLÉE ISAVA.
  • LA VIOLENCIA. AUTOR (A): BARTOLOMÉ SORGE

This Day in History

EL SILENCIO CÓMPLICE

El silencio cómplice.
Por: Ernesto Mc Nally.

EL SILENCIO CÓMPLICE

Pareciera que las malas acciones son peores que las omisiones, pero no es así.

Una señora y su familia, algo perturbada, insultaba a los vecinos y todos los días los molestaba de alguna forma. Algunas personas de la comunidad preferían no decir ni hacer nada, hasta que el asunto un día pasó a más.
En la vida, los seres humanos realizan malas acciones, pero las omisiones, pueden ser tan graves como los actos, y en muchas ocasiones hasta peores.
De pronto, la actitud de algunos, en el caso de la señora que insultaba a sus vecinos, fue la del cómplice, la de la persona que ve las injusticias, pero no dice nada; y que prefiere guardar silencio, por no adoptar un compromiso con su fe, o no comprometerse con aquellos que sufren por las malas acciones de los demás. No es ésta una actitud cristiana.
Sucede muchas veces, como en los casos de violencia doméstica, cuando se dice: “En asuntos de marido y mujer yo no me meto”. Se da igualmente en diversas circunstancias, cuando se señala: “Ese no es mi problema”, “A mi no me importa”, “Que resuelva él” y se pasa indiferente frente a los problemas de la comunidad.
Se ve también en el campo de la política, cuando no se asume una postura responsable y se cae en una conducta que refleja aquello del “mínimo esfuerzo”. Se observa cuando la gente prefiere no hacer nada por un cambio, porque a fin de cuentas, “todos los políticos son iguales”.
Se llaman “pecados de omisión”, tan graves como los pecados que implican una acción de las personas, aunque no se noten; y son, en muchas formas, omisiones que se traducen en “el silencio cómplice”, que permite realizar sus fechorías a quienes practican el mal.


Páginas vistas en total

Wikipedia

Resultados de la búsqueda