martes, 27 de julio de 2010

UNA VISITA MUY PECULIAR




La reliquia de Don Bosco estuvo en Panamá, durante cuatro días, y cientos de fieles acudieron a la cita.
FOTO: ERNESTO Mc NALLY.






La reliquia de Don Bosco estuvo en Panamá, durante cuatro días, y cientos de feligreses acudieron a la cita en el Instituto Técnico Don Bosco y en la Basílica Menor Don Bosco, en la capital panameña.
Una reliquia es lo que queda del cuerpo de personas beatificadas o canonizadas por la Iglesia Católica. Pueden valorarse también como reliquias, aquellos objetos que pertenecieron a las personas beatificadas o canonizadas. Así, los vestidos, instrumentos u objetos que hayan utilizado estas personas, pueden ser consideradas como reliquias.
Las reliquias insignes son el cuerpo entero, la cabeza, los huesos de un brazo, una mano o una pierna de la persona que fue canonizada o beatificada por la Iglesia.
Existen otras dos clases de reliquias, como lo son, las reliquias notables y las reliquias mínimas. Las primeras son partes del cuerpo, pero que no conforman un miembro completo, como partes de los huesos. Las segundas son pertenencias de reliquias insignes o notables, como trozos de tela que hayan tocado los huesos de las personas canonizadas o beatificadas.
En el caso de Don Bosco, la reliquia que estuvo en Panamá fue la del tipo "insigne", que consiste en restos del cuerpo de Don Bosco (un brazo y una mano).
Al evento asistió el clero de Panamá y el cardenal y arzobispo de Tegucigalpa, Óscar Rodríguez Maradiaga, quien participó en una de las Eucaristías celebradas durante la ocasión, en la Basílica Menor Don Bosco.
Según el diario La Prensa, en su homilía, Maradiaga se refirió a la situación que vive Panamá, y solicitó a los cristianos ser más sencillos y honrados.
San Juan Bosco nació en Castelnuovo de Asti, Italia, un 16 de Agosto de 1815 y desde muy joven respondió al llamado de Dios. Fue ordenado sacerdote en 1841 y enviado a Turín, donde instituyó el Oratorio para jóvenes inmigrantes, pobres y abandonados. En su obra utilizó el Método Preventivo, que consiste en formar a los muchachos, en base a la razón, la religión y la amabilidad.
Ya en su Carta de Roma, del 10 de mayo de 1884, Don Bosco indicaría a sus "hijos espirituales": " Cerca o lejos, yo pienso siempre en vosotros. Uno solo es mi deseo: que seáis felices en el tiempo y en la eternidad".
Don Bosco creó talleres de artes y oficios, que con el tiempo se transformaron en escuelas profesionales. En ellas se educaba integralmente (formación técnica, intelectual, moral y religiosa; además de la actividad física).
Juanito Bosco, como también se le conoce, fundó la orden de los Salesianos y falleció el 31 de enero de 1888, a los 72 años, en Turín. Fue declarado santo por el papa Pío XI, el 1 de abril de 1934, 46 años después de su muerte.

CITAS



"Pórtense como hijos de la luz, con bondad, con justicia y según la verdad".

Ef. 5, 8b-9.


"Por los caminos del mundo el divino viajero continúa haciéndose nuestro compañero".

Juan Pablo II.


¡Ay de mí si no evangelizo!

1 Cor. 9, 16.


''Ama

Sin reclamar nada, porque el amor es desinteresado.

Sin calcular desventajas, porque el amor es sacrificarse.

Sin poner condiciones, porque el amor es darse.

Sin fecha y sin espacio, porque el amor lo llena todo''.

Autor desconocido.


"El hombre ama lo que tiene, pero desconoce lo que no ama".

Ernesto B. Mc Nally C.


''Ámense los unos a los otros como yo los he amado''.

Cristo.


"Si el dinero hace mucho, la oración lo obtiene todo".

Don Bosco.


"El que confía en la Virgen nunca se verá defraudado".

Don Bosco.


"La superación no es cosa de la casualidad, representa la suma de todas nuestras acciones y del amor de Dios".

Ernesto B. Mc Nally C.

LIBROS RECOMENDADOS

  • DOCUMENTO CONCLUSIVO: APARECIDA. AUTOR (A): CONFERENCIA GENERAL DEL EPISCOPADO LATINOAMERICANO Y DEL CARIBE.
  • LA DOCTRINA SOCIAL DE LA IGLESIA, UN COMPROMISO PARA EL LAICO. AUTOR (A): EGLÉE ISAVA.
  • LA VIOLENCIA. AUTOR (A): BARTOLOMÉ SORGE

This Day in History

EL SILENCIO CÓMPLICE

El silencio cómplice.
Por: Ernesto Mc Nally.

EL SILENCIO CÓMPLICE

Pareciera que las malas acciones son peores que las omisiones, pero no es así.

Una señora y su familia, algo perturbada, insultaba a los vecinos y todos los días los molestaba de alguna forma. Algunas personas de la comunidad preferían no decir ni hacer nada, hasta que el asunto un día pasó a más.
En la vida, los seres humanos realizan malas acciones, pero las omisiones, pueden ser tan graves como los actos, y en muchas ocasiones hasta peores.
De pronto, la actitud de algunos, en el caso de la señora que insultaba a sus vecinos, fue la del cómplice, la de la persona que ve las injusticias, pero no dice nada; y que prefiere guardar silencio, por no adoptar un compromiso con su fe, o no comprometerse con aquellos que sufren por las malas acciones de los demás. No es ésta una actitud cristiana.
Sucede muchas veces, como en los casos de violencia doméstica, cuando se dice: “En asuntos de marido y mujer yo no me meto”. Se da igualmente en diversas circunstancias, cuando se señala: “Ese no es mi problema”, “A mi no me importa”, “Que resuelva él” y se pasa indiferente frente a los problemas de la comunidad.
Se ve también en el campo de la política, cuando no se asume una postura responsable y se cae en una conducta que refleja aquello del “mínimo esfuerzo”. Se observa cuando la gente prefiere no hacer nada por un cambio, porque a fin de cuentas, “todos los políticos son iguales”.
Se llaman “pecados de omisión”, tan graves como los pecados que implican una acción de las personas, aunque no se noten; y son, en muchas formas, omisiones que se traducen en “el silencio cómplice”, que permite realizar sus fechorías a quienes practican el mal.


Páginas vistas en total

Wikipedia

Resultados de la búsqueda