lunes, 23 de marzo de 2009

OLMEDO SÁENZ: TRABAJAR POR LOS MUCHACHOS ES MUY IMPORTANTE



Para el ex Grandes Ligas panameño, el trabajo que se hace por la juventud es muy importante, porque se salva mucho muchacho de la droga y de la calle…

Olmedo Sáenz es de aquellas personas que nunca olvidan su origen. De pequeño, pensaba en jugar béisbol, pero a medida que maduró y llegó a Grandes Ligas, su deseo de trabajar por la juventud, en su natal provincia de Herrera, creció.
Y no es para menos. Sáenz comenzó su carrera en las pequeñas ligas en Herrera, provincia a la que representó hasta llegar a la categoría mayor. Luego emigró a Estados Unidos, y debutó con los Medias Blancas de Chicago.
Primero, Olmedo jugaba como out filder, pero se adaptó y, en las Ligas Mayores, cubría la tercera y primera base. Participó en nueve temporadas en la Gran Carpa y tuvo 20 años como profesional.
Se distinguió por su buen bateo. Era un jugador que podía venir como bateador emergente y conectar un home run. Sencillamente era un buen bateador, y eso probablemente le mantuvo en el mejor béisbol del mundo.
Después de su retiro como pelotero de Ligas Mayores, ha regresado a Panamá; se dedica por entero a su familia y a trabajar por la muchachada en Herrera. Ha creado su propia fundación para estos menesteres, pero en esta ocasión, La République habló con él, mientras asistía a una de las cínicas ofrecidas por La Fundación Omar Moreno, en Clayton, en la Ciudad del Saber, y esto fue lo que dijo:
Periodista: (En medio de niños de diversas academias de béisbol en Panamá). Olmedo…¿Cómo se encuentra, cómo está?
Olmedo Sáenz: Muy contento de estar aquí, con estos jóvenes, tratando de hacer algo por ellos y de ser una buena influencia en ellos.
Periodista: ¿Olmedo, podría hacernos una síntesis de su carrera?
Olmedo Sáenz: Sí, mira, yo comencé jugando béisbol de las pequeñas ligas en la provincia de Herrera. Comencé jugando béisbol interprimario, en la escuela que estaba y, después de ahí, ya entonces, comencé a jugar… Jugué todas las categorías de pequeñas ligas; ya fui a la juvenil, siempre representado a Herrera. Después jugué dos campeonatos mayores y; ahí fue, ya entonces, ya tenía… ¿Qué?... 19 años….. Ya entonces yo firmé para jugar béisbol profesional.
Periodista: ¿Quién lo firmó?
Olmedo Sáenz: Miguel Ibarra, de los Media s Blancas de Chicago. Entonces, ya de ahí viajé y en el 94 fue que tuve mi primera experiencia en Grandes Ligas. Jugué 9 años en Grandes Ligas; jugué 20 años de béisbol profesional; así que más o menos, es así…
Periodista: ¿Con qué equipo debutó?
Olmedo Sáenz: Debuté con los Medias Blancas de Chicago, después me hice agente libre y pasé a los Atléticos de Oakland; jugué con ellos cinco años; de Oakland pasé a los Dodgers y después pasé a los Mets de Nueva York, que fue allí adonde yo me retiré.
Periodista: ¿Qué le iba a preguntar… Qué posición jugaba?
Olmedo Sáenz: Bueno, yo comencé como out filder, yo era center field; y después de centrer field, entonces yo pasé a jugar tercera base y, bueno, así que llegué como tercera base a las Grandes Ligas.
Periodista: ¿También jugó primera?
Olmedo Sáenz: También jugaba primera base.
Periodista: ¿Ahora que se ha retirado a qué se dedica?
Olmedo Sáenz: Bueno, ahora yo estoy dedicado 100 por ciento a mi familia; primero que nada.
Periodista: ¿Usted tiene hijos?
Olmedo Sáenz: Sí, tengo dos hijos.
Periodista: ¿Se dedican al béisbol también?
Olmedo Sáenz: Bueno, mi hijo Juan Carlos, el viene del campeonato pony, si Dios quiere, que es ahora a fin de mes; y mi hija, esa es la bebé de la casa. Ella sí así… Tú sabes…Ella le gusta la piscina y esas cuestiones; me dedico a ellos y tengo algunos negocitos por ahí; y entonces… Ahora tenemos un programa de pequeñas ligas en Herrera, muy interesante. Tenemos alrededor de 600, 700 niños y esto; bueno, estamos trabajando con ellos… Tú sabes… Tratando de que sean mejores jugadores.
Periodista: ¿Cuándo estableció su fundación aquí en Panamá?
Olmedo Sáenz: La fundación comenzó hace dos años, sí; comenzó la fundación y esto, pues, estamos trabajando ya… Cuando yo me retiré yo siempre dije que si yo me retiraba del béisbol, yo quería regresar aquí a Panamá, a la provincia de Herrera y brindarle tiempo a los muchachos para que tengan la oportunidad que yo no tuve y, darle todos esos conocimientos a ellos.
Periodista: ¿Específicamente, qué hacen en la fundación?
Olmedo Sáenz: Bueno mira, básicamente es béisbol, pero a la vez, también tenemos programitas…A veces llevamos un psicólogo, que les habla a los muchachos. También les hablamos de la prevención de las drogas; tenemos a veces a la policía, también nos apoya; les habla a los muchachos de todos estos temas de la calle y esas cuestiones. Así que siempre estamos haciendo algunas cositas por ahí, con los muchachos, que no solamente sea béisbol, porque el objetivo de nosotros, no sólo es que jueguen béisbol, sino que sean mejores muchachos; muchachos que cuando estén más grandes, esa base les sirva y les dé confianza para ellos enfrentarse a la vida diaria.
Periodista: ¿Qué le ha parecido la actividad aquí, con la Fundación Omar Moreno?
Olmedo Sáenz: Excelente, excelente…Este es un tremendo proyecto, hay que seguir apoyándolo y, por eso estoy aquí… ¿No? Apoyando a este programa, porque uno logra muchas cosas con esto y yo tengo que reconocer el trabajo que hace Omar y el trabajo que está haciendo la Fundación Omar; el trabajo que está haciendo la Embajada de los Estados Unidos; tengo que reconocer eso, porque yo siento que hay muchos problemas en la juventud ahora mismo.
Pero yo pienso que parte del problema viene porque no le damos la atención debida a nuestros niños. ¿Me entiendes? Esos niños crecen sin ninguna orientación, porque todos nos dedicamos, sólo - por lo menos al béisbol -, al béisbol mayor y juvenil; y nadie le pone caso a estas categorías. Entonces, de ahí gran parte del problema que hay en nuestros jóvenes, ¿Ve?
Periodista: ¿Alguna vez pensó Olmedo Sáenz, que se iba a dedicar a esto, que iba a ser Grandes Ligas y que iba a crear una fundación, que llevaría su propio nombre? ¿Alguna vez pensó en eso?
Olmedo Sáenz: Bueno mira, no creo, porque cuando estaba joven mi sueño era jugar béisbol ¿No? Ahora, yo comencé a crecer, a madurar; los consejos de mi madre; y estas también son cosas de mi padre; en la casa siempre nos hemos manejado de esa manera; tratamos de ayudar a los demás, de la manera que podamos y; ahí comienza a salir, entonces, ese…¿Tú me entiendes? Ese deseo, pues, de algún día, cuando yo me retiraba del béisbol, hacer lo que estoy haciendo.
Periodista: ¿Cuándo viaja para Chicago?
Olmedo Sáenz: Bueno, yo estoy viajando en el mes de abril, si Dios quiere comienzo a trabajar; o sea, voy a los Estados Unidos a trabajar con el equipo de Chicago.
Periodista: ¿En qué categoría trabaja?
Olmedo Sáenz: Vamos a trabajar con los novatos.
Periodista: ¿La rookie?
Olmedo Sáenz: Sí, con la rookie; y después vamos a la clase A, a una clase A que tienen ellos en Montana.
Periodista: ¿Es una clase A fuerte?
Olmedo Sáenz: No, es una clase … Eso le dicen short season. Es una clase A corta, donde van todos los draft, todos los muchachos que vienen de las universidades y van a jugar en clase A.
Periodista: Finalmente, desea agregar algo para La République, ya para despedirse.
Olmedo Sáenz: Bueno, pedirle a toda la gente que sigamos apoyando lo que está haciendo Omar y el trabajo que está haciendo con los muchachos, porque es muy importante. Es de suma importancia esto. Creo que de esta manera se salva mucho muchacho. No todos, pero una gran parte de ellos entienden el mensaje y se alejan de las drogas, se alejan de la calle y se hacen profesionales; ganan confianza y todas esas cosas. Cosas positivas, creo que ganan, más que nada los muchachos.

CITAS



"Pórtense como hijos de la luz, con bondad, con justicia y según la verdad".

Ef. 5, 8b-9.


"Por los caminos del mundo el divino viajero continúa haciéndose nuestro compañero".

Juan Pablo II.


¡Ay de mí si no evangelizo!

1 Cor. 9, 16.


''Ama

Sin reclamar nada, porque el amor es desinteresado.

Sin calcular desventajas, porque el amor es sacrificarse.

Sin poner condiciones, porque el amor es darse.

Sin fecha y sin espacio, porque el amor lo llena todo''.

Autor desconocido.


"El hombre ama lo que tiene, pero desconoce lo que no ama".

Ernesto B. Mc Nally C.


''Ámense los unos a los otros como yo los he amado''.

Cristo.


"Si el dinero hace mucho, la oración lo obtiene todo".

Don Bosco.


"El que confía en la Virgen nunca se verá defraudado".

Don Bosco.


"La superación no es cosa de la casualidad, representa la suma de todas nuestras acciones y del amor de Dios".

Ernesto B. Mc Nally C.

LIBROS RECOMENDADOS

  • DOCUMENTO CONCLUSIVO: APARECIDA. AUTOR (A): CONFERENCIA GENERAL DEL EPISCOPADO LATINOAMERICANO Y DEL CARIBE.
  • LA DOCTRINA SOCIAL DE LA IGLESIA, UN COMPROMISO PARA EL LAICO. AUTOR (A): EGLÉE ISAVA.
  • LA VIOLENCIA. AUTOR (A): BARTOLOMÉ SORGE

This Day in History

EL SILENCIO CÓMPLICE

El silencio cómplice.
Por: Ernesto Mc Nally.

EL SILENCIO CÓMPLICE

Pareciera que las malas acciones son peores que las omisiones, pero no es así.

Una señora y su familia, algo perturbada, insultaba a los vecinos y todos los días los molestaba de alguna forma. Algunas personas de la comunidad preferían no decir ni hacer nada, hasta que el asunto un día pasó a más.
En la vida, los seres humanos realizan malas acciones, pero las omisiones, pueden ser tan graves como los actos, y en muchas ocasiones hasta peores.
De pronto, la actitud de algunos, en el caso de la señora que insultaba a sus vecinos, fue la del cómplice, la de la persona que ve las injusticias, pero no dice nada; y que prefiere guardar silencio, por no adoptar un compromiso con su fe, o no comprometerse con aquellos que sufren por las malas acciones de los demás. No es ésta una actitud cristiana.
Sucede muchas veces, como en los casos de violencia doméstica, cuando se dice: “En asuntos de marido y mujer yo no me meto”. Se da igualmente en diversas circunstancias, cuando se señala: “Ese no es mi problema”, “A mi no me importa”, “Que resuelva él” y se pasa indiferente frente a los problemas de la comunidad.
Se ve también en el campo de la política, cuando no se asume una postura responsable y se cae en una conducta que refleja aquello del “mínimo esfuerzo”. Se observa cuando la gente prefiere no hacer nada por un cambio, porque a fin de cuentas, “todos los políticos son iguales”.
Se llaman “pecados de omisión”, tan graves como los pecados que implican una acción de las personas, aunque no se noten; y son, en muchas formas, omisiones que se traducen en “el silencio cómplice”, que permite realizar sus fechorías a quienes practican el mal.


Páginas vistas en total

Wikipedia

Resultados de la búsqueda